Público
Público

Presupuestos participativos El Ayuntamiento de Madrid destina 100 millones de euros para gastarlos en lo que elijan los ciudadanos

Arranca una nueva fase de los presupuestos participativos con un aumento de la cantidad destinada en 2017. 

Publicidad
Media: 5
Votos: 1
Comentarios:
El concejal de Participación Ciudadana, Pablo Soto / MEDIALAB-PRADO

El concejal de Participación Ciudadana, Pablo Soto / MEDIALAB-PRADO

De 60 a 100 millones. El aumento en la cantidad destinada a presupuestos participativos de un año para otro en Madrid, ayuntamiento pionero en esta práctica, ha sido considerable. "Si los parisinos pueden, ¿por qué no nosotros?", se preguntaba el concejal de Participación Ciudadana, Transparencia y Gobierno Abierto, Pablo Soto. Las propuestas para gastar 30 millones en toda la ciudad o 70 en los distritos ya se pueden votar desde la plataforma Decide Madrid

"El Gobierno asume como vinculante [las propuestas más votadas] y las ejecuta a partir del 1 de enero de 2018". Ahora se abre una nueva etapa: una vez recibidos los proyectos, el plazo se abre hasta el 25 de marzo para recabar apoyos y, ya en mayo, se evaluará su viabilidad para proceder a la gran votación final, programada entre el 15 de mayo y el 30 de junio. Desde la concejalía de Participación lanzan una campaña con recomendaciones para difundir los proyectos y que consigan los apoyos suficientes.  

Pero los presupuestos participativos no han sido el único mecanismo que ha usado el equipo de Soto para implicar a los ciudadanos en las decisiones que les incumben: la experiencia de la votación sobre la remodelación de la Plaza de España es reciente y los representantes políticos ya se mostraron satisfechos con los niveles de participación en este proyecto pionero. 

m

m

Cuanto más dinero hay para invertir, mayor es el índice de participación. Esa es al menos la experiencia de ciudades como Porto Alegre, pionera en abrir la participación a los ciudadanos, como explicaba el experto en democracia digital Fabricio Solagna. Madrid sigue esta premisa al aumentar la cantidad dispuesta para que sea gestionada a través de la plataforma Decide Madrid y las asambleas de distrito.

En la anterior convocatoria se implicó casi el 1,7% de los ciudadanos, una cantidad que, aunque no puede compararse con el 10% que registra Porto Alegre (donde llevan 27 años practicándolos a través de asambleas presenciales) para Pablo Soto es buena cifra y recuerda que "lo que demuestra la salud de la participación es la calidad de las propuestas". Así es como Madrid se equipara a los presupuestos participativos que realizan capitales europeas como París. 

"Por un momento estaría bien ser conscientes de que estamos haciendo historia: Madrid es un hito en presupuestos participativos", defendía la alcaldesa Manuela Carmena, antes de recordar que la participación "está prevista en la Constitución".