Publicado: 28.03.2016 12:08 |Actualizado: 28.03.2016 17:55

Los madrileños piden a Carmena que no retire el monumento de Cervantes de Plaza de España

Además, tendrá más árboles y el paso elevado de Bailén será peatonal. En total, 16.767 madrileños han participado en una consulta popular vinculante puesta en marcha por el Consistorio. El 62,98% de los participantes han votado 'sí' a la remodelación.

Publicidad
Media: 3.33
Votos: 3
Comentarios:
Madrid reformará su Plaza de España, manteniendo el monumento a Cervantes, tras una consulta popular.- EUROPA PRESS

Madrid reformará su Plaza de España, manteniendo el monumento a Cervantes, tras una consulta popular.- EUROPA PRESS

MADRID.- La futura Plaza de España de Madrid mantendrá el monumento a Cervantes, tendrá más árboles y hará peatonal el paso elevado de Bailén, como se desprende de los resultados obtenidos del cuestionario vinculante elaborado por el Ayuntamiento de Madrid, en el que un 62,98%  (16.767 personas) de los participantes han votado 'sí' a la remodelación de este emblemático espacio.

El delegado de Participación Ciudadana, Transparencia y Gobierno Abierto, Pablo Soto, ha dado cuenta en rueda de prensa este lunes de las opciones más votadas por los participantes, como su apuesta por limitar los mercadillos (36,13 %) y por dar a la plaza sobre todo un uso verde (81,84 %), con zonas de sombra (39,07 %). Los madrileños también se decantan por priorizar el uso cultural en los bajos de la plaza (52,30 %).



Los madrileños han decidido además que Plaza de España forme parte de una red verde que llegará desde la Casa de Campo y el Parque Oeste al centro de Madrid. También se han decantado por ampliar plazas de aparcamiento existente. Los madrileños, como se desprende de la encuesta, creen que en Plaza de España "sobra trafico, humos y ruido".

"No planteamos cortar Bailén o Gran Vía sino hacer una reducción progresiva del tráfico", ha detallado el delegado de Desarrollo Urbano Sostenible, José Manuel Calvo, mientras que el titular de Participación Ciudadana, Transparencia y Gobierno Abierto ha remarcado que por ese paso elevado "no van a pasar coches".

Los madrileños han decidido que Plaza de España forme parte de una red verde que llegará desde la Casa de Campo y el Parque Oeste al centro de Madrid (79,39 %)

Asimismo han decidido que Plaza de España forme parte de una red verde que llegará desde la Casa de Campo y el Parque Oeste al centro de Madrid (79,39 %). También se han decantado por ampliar plazas de aparcamiento existente (41,78 %). Los madrileños, como se desprende de la encuesta, creen que en Plaza de España "sobra trafico, humos y ruido".

El delegado de Desarrollo Urbano Sostenible ha remarcado que el 17 % de los que han participado aseguran que acceden a la plaza ocasionalmente en bici y que sólo un 7% lo hace habitualmente.

La bicicleta es un medio de transporte que quieren fomentar en este ámbito. De hecho, un 48,14 % ha apoyado la creación de un carril bici. "Es muy difícil subir la Cuesta de San Vicente en bici hoy. Esto hay que traducirlo en la reforma para garantizar la facilidad de acceso en bicicleta", ha transmitido el delegado de Urbanismo. 

Un 26,80 % (7.136 personas) han optado por el 'no' a la reforma de Plaza de España mientras que un 10,21 % se muestra indeciso (2.719). En total se recibieron 28.249 cuestionarios entre el 28 de enero y el 8 de marzo, de los que 26.961 fueron válidos. De todas ellas, 19.124 personas lo hicieron a través de la página web, 7.605 por llamadas de Línea Madrid y 232 por escrito. En el recuento y análisis ha participado un equipo técnico que garantizó la transparencia y la confidencialidad de los datos.

Soto ha destacado que es "el proceso de participación más amplio de la historia de Madrid", con un total de 26.961 votos válidos. "Ahora viene la parte más emocionante porque la gente votará los proyectos". "La gente sabe decidir y siempre los resultados de decisiones colectivas de miles de personas serán mejores que las que pueden tener dos concejales", apostillaba.

Los concejales de Madrid Pablo Soto (d) y José Manuel Calvo durante la presentación de los resultados de la encuesta ciudadana sobre la renovación de la Plaza de España. EFE/Zipi

Los concejales de Madrid Pablo Soto (d) y José Manuel Calvo durante la presentación de los resultados de la encuesta ciudadana sobre la renovación de la Plaza de España. EFE/Zipi

En esta línea, el delegado de Participación Ciudadana ha dado cuenta del reciente viaje realizado con parte de su equipo a Suiza, "ejemplo de democracia directa", para observar el escrutinio de un referéndum popular. "Han alucinado con las cifras de participación en esta fase", ha trasladado.

"Estamos ensayando nuevas formas de hacer ciudad contando con la gente y para la gente", ha resumido José Manuel Calvo. Soto, a su vez, ha defendido que de estos procesos participativos "no surgen los monstruos urbanísticos" y que los "aeropuertos peatonales" vienen de otros procedimientos.

Referéndum popular

La siguiente fase del proyecto es el concurso de proyectos que se lanzarán en base a las ideas preferidas por la ciudadanía. Calvo ha detallado sobre "este proceso inédito en la conformación de la ciudad" que ahora se lanzarán las bases del concurso internacional de ideas que se convocará en colaboración con el Colegio de Arquitectos de Madrid. El edil ha remarcado que las propuestas deben incluir las condiciones ciudadanas elegidas en el cuestionario, de modo que se eliminarán las que no las incorporen o sean propuestas inviables.

Se pasará entonces a una primera votación ciudadana, cuyos resultados tendrán el valor de un voto dentro del jurado. Entonces dicho jurado -compuesto por sectores profesionales y técnicos municipales aunque "estaría bien" contar con un miembro de cada partido, en palabras de Calvo- seleccionará cinco propuestas, que desarrollarán un proyecto más definido de su idea inicial.

Posteriormente, el jurado decidirá a los dos finalistas, cuyos proyectos, con memoria económica, se presentarán de nuevo a la ciudadanía para la votación definitiva, con el compromiso de llevar a cabo la propuesta seleccionada.

A partir de agosto la ciudadanía será llamada a participar en el referéndum popular para decidir qué propuesta finalista será la que se materialice. La elección del ganador se producirá previsiblemente entre "octubre y noviembre". La licitación se produciría a continuación, de modo que las obras podrían empezar a finales de año. Se trata, en palabras del edil Calvo, de un "proyecto de mandato" cuyo plazo previsto están "cumpliendo holgadamente".

Coste y participación de los privados

Cada proyecto tendrá un coste, que será uno de los conceptos a tener en cuenta en la votación. En los presupuestos del Ayuntamiento para este año se ha incorporado una partida destinada al desarrollo del concurso y a la redacción del proyecto elegido.

Sobre la nueva reunión con el grupo inversor chino Wanda, José Manuel Calvo ha asegurado que "de momento" no se ha producido el encuentro y que lo que les han transmitido son sus "buenas sensaciones" con respecto al Edificio España, "pese a lo publicado". Se trabaja en alcanzar soluciones para compaginar "la remodelación del edificio que ellos quieren plantear con el mantenimiento y cumplimiento estricto de la ley".

Calvo ha remarcado que la remodelación de Plaza de España seguirá adelante, aunque no contara con la participación de los privados de su entorno. "El Ayuntamiento no puede renunciar a asumir sus compromisos presupuestarios en obras necesarias para mejorar el espacio público", ha expuesto antes de asegurar que no se cierran a la incorporación de la iniciativa privada, a la colaboración público-privada, "para reducir costes al Ayuntamiento".

Sí ha remarcado que "el proceso no está lastrado por compromisos previos". Así, Wanda y otros actores privados serán llamados por el Consistorio para tratar de reducir esos costes aunque, si no se consiguiera esa colaboración público-privada, no se renunciaría en ningún caso a las obras.