Público
Público

La mafia rusa elige Tarragona como su centro de blanqueo

La 'operación Java' permite incautar 24 millones de euros en inmuebles

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

'Tal vez se sentían cómodos o, simplemente, conocían bien la zona. Lo cierto es que cuando querían blanquear, compraban inmuebles y terrenos casi exclusivamente en la provincia de Tarragona'. Los responsables policiales de la operación Java, uno de los mayores golpes dados en España al crimen organizado procedente de las repúblicas ex soviéticas, aseguraron ayer que los seis empresarios detenidos el pasado junio habían convertido la provincia catalana en su epicentro para el lavado del dinero negro de la mafia ruso-georgiana desarticulada tres meses antes.

Así lo ha revelado el análisis realizado de la abundante documentación que se les incautó entonces y que, hasta ahora, ha permitido a los agentes de la Brigada Central de Crimen Organizado de la Policía localizar más de un centenar de propiedades por un valor registral que supera los 24 millones de euros. Entre estos bienes se encuentran un pequeño centro comercial con discoteca, dos hoteles, una treintena de viviendas, solares, garajes y locales comerciales, situados en su mayoría en localidades de esta provincia catalana.

Su mayor inversión fue la adquisición del Trade Hotel Cunit Playa, en la localidad tarraconense de Cunit, por el que pagaron 2.494.000 euros a través de una de las compañías de su trama empresarial, Ladush, SL. No fue su única inversión millonaria. En Cambrils la trama compró a través de una mujer el Hotel Orly, valorado en 1.500.000 euros; y en Cervelló (Barcelona) adquirió más de 95.000 metros cuadrados de terreno urbanizable por más de dos millones de euros para edificar viviendas unifamiliares.

'Era sorprendente oírles cómo en sus conversaciones telefónicas hablaban, en plena crisis económica y del ladrillo, de comprar terrenos para construir', destaca a Público uno de los agentes que recalca que el dinero negro llegaba al grupo y en un plazo de tiempo 'muy corto' era invertido para su blanqueo.

El presunto responsable de la trama de blanqueo era Gagik Eloyan. Él aconsejaba a los jefes de la mafia en qué invertir y cómo burlar los controles monetarios de las autoridades españolas.

Los seis detenidos en marzo, entre los que había un español, trabajaban supuestamente a las órdenes de Botyr Rakhimov, un ‘ladrón en ley' que llegó a residir largas temporadas en Barcelona entre 2001 y 2010, y que está huido.

Él era el responsable del entramado que permitía blanquear grandes cantidades de dinero que, según ha constatado la policía, llegaba a España bajo el paraguas de falsas operaciones comerciales desde Rusia, Chipre, Ucrania, Suiza, Lituania, Letonia, EEUU, Kazajstán y la Isla de Man.