Público
Público

El magistrado más afín al PP

Ha resultado clave para mantener el ‘caso Faisán' en la Audiencia Nacional

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

'En un momento de crisis económica, el papel de las instituciones es básico y fundamental; para ello hay que respetarlas y dejar que funcionen sin presiones, con sus propias lógicas y totalmente al margen de intereses partidistas'. Palabra de Enrique López, el juez convertido en condición irrenunciable del PP para la renovación del Tribunal Constitucional. Curiosamente, el efecto pernicioso del sectarismo riega los artículos que López escribe con regularidad en La Razón.

Lo hace liberado de las ataduras de su cargo como portavoz del Poder Judicial. O no. Porque en aquella época -que se prolongó hasta bien entrado el Gobierno socialista- López atendía encantado a los medios que acudían en busca de un titular que arrancara con 'el portavoz del CGPJ', aunque después este añadiera la coletilla de que hablaba a título personal. Con esta fórmula, López no tuvo empacho en proponer un debate sobre la cadena perpetua, para escándalo de los jueces progresistas a los que supuestamente también representaba.

Recaló López en la Audiencia Nacional y el partido de Mariano Rajoy no perdió por ello a su miembro más afín en la Judicatura. Como informó Público el 10 de abril, López presionó intensísimamente a sus compañeros de Sala para que el caso Faisán, el ariete del PP contra el candidato Alfredo Pérez Rubalcaba, continúe en el foco mediático de la Audiencia Nacional y no se traslade a un juzgado de Irún. López no ha pasado por el Tribunal Supremo. Tampoco es catedrático. Su bajo perfil es el argumento del PSOE para rechazar su candidatura al TC. De momento, el primer impedimento que esgrimió el Senado en diciembre de 2010, el de que no había cumplido 15 años como magistrado, fue superado el mes pasado.