Público
Público

Un maltratador mata a su mujer y a sus dos hijos menores

La víctima pidió al juez que revocase la orden de alejamiento contra su agresor que ella misma solicitó, pero el magistrado se negó

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Empezó con lo que creía que era un fuerte olor a gas. Por esa razón, el presidente de la Asociación de Vecinos del Puerto (Tarragona) se acercó, el domingo por la noche, al inmueble número nueve de la calle Reial de la capital tarraconense. Pero el hedor no era de gas, sino de cadáveres. Una mujer de 26 años de origen marroquí y sus dos hijos, de 5 y 2 años, aparecieron asesinados a puñaladas en la bañera de su casa. Los cuerpos estaban cubiertos de cal y en avanzado estado de descomposición.

Todos los indicios apuntan a que se trata de otro caso de violencia de género. Los Mossos d'Esquadra creen que el autor del crimen es el marido, de 36 años y nacionalidad marroquí, quien supuestamente habría asesinado a su familia. Tras convivir varios días con los cadáveres, escapó. Al cierre de esta edición, el sospechoso seguía en paradero desconocido. Las autoridades también lo buscaban en Tánger (Marruecos), de donde es originaria su familia.

Un total de 57 mujeres han muerto este año a manos de sus parejas

La víctima había puesto varias denuncias por malos tratos contra su pareja. Según confirmó ayer el alcalde de Tarragona, Josep Félix Ballesteros (PSC), el hombre tenía una orden de alejamiento. Sin embargo, en diciembre pasado la mujer pidió al magistrado que le retirase la orden ya que quería reanudar la relación con su marido. El juez se negó. El presunto asesino contaba con varios antecedentes por maltrato y los vecinos lo describen como un hombre impetuoso y agresivo. Ballesteros también contó que el hombre había estado en tratamiento psicológico e, incluso, llegó a estar internado en un centro psiquiátrico. Varios testigos comentaron que era frecuente que el sospechoso amenazara públicamente a su mujer. Además, los gritos en la casa eran habituales y todo el vecindario era testigo de ellos.

Cuando el juez dictó la orden de alejamiento, el marido pernoctó durante 15 días en el portal del edificio hasta que ella le perdonó. Fue por entonces cuando la mujer, haciendo caso omiso de los consejos de la Justicia, volvió a aceptar al marido en la vivienda. Diez meses más tarde, él presuntamente la asesinó. 'Hasta estos hechos dijo ayer el alcalde de Tarragona el comportamiento de la familia había sido razonablemente normal, sobre todo el de la mujer y los niños'. Además, apuntó el primer edil, ni él ni ella tenían familia en la ciudad y en la actualidad vivían en un piso de propiedad con hipoteca. Él estaba en paro. Fuentes cercanas al caso apuntan a que el hombre contaba con familiares en Barcelona y ella, en Granada.

Igualdad estima que 800.000 menores conviven con estas situaciones violentas

Por otro lado, el delegado de la Generalitat en Tarragona, Xavier Sabaté, advirtió de que las investigaciones son exhaustivas pero que el caso todavía está bajo secreto de sumario y que las pesquisas requieren 'máxima discreción'. En ese sentido, la ministra de Igualdad, Bibiana Aído, expresó ayer su pesar por el triple crimen. 'La crueldad de este tipo de agresiones nos sobrecoge, pero no nos paraliza. Vamos a seguir trabajando con esfuerzo, decisión y compromiso en la lucha contra este tipo de violencia', manifestó Aído. Igualdad estima que en España hay 800.000 menores que conviven con situaciones de violencia de género.

La consellera d'Acció Social i Ciutadania, Carme Capdevila, también condenó el triple asesinato y afirmó que este tipo de muertes 'representan la violencia más brutal de las venganzas contra la libertad de las mujeres'.

El consistorio tarraconense podría personarse en el caso como acusación particular. Además, según explicó Ballesteros, los vecinos del inmueble están recibiendo ayuda psicológica. Mientras, la dirección del colegio al que acudían los hijos de la pareja prefirió no poner ningún crespón negro ni cualquier otro símbolo que hiciera visible la tragedia para no traumatizar a los alumnos.

Desde el pasado miércoles, los dos pequeños, que cursaban P-3 y primero de Primaria, no habían ido a clase, por lo que la dirección se puso en contacto con unos amigos de la familia para saber si les había sucedido algo. La madre no hablaba castellano, aunque este año quería apuntarse a un curso.

En lo que llevamos de año, un total de 57 mujeres han muerto asesinadas a manos de sus parejas o ex parejas. Esta cifra supera en dos a las 55 víctimas contabilizadas durante todo 2009, según datos del Ministerio de Igualdad.

A propósito del asesinato de Tarragona, la consejera andaluza para la Igualdad, Micaela Navarro, criticó ayer que se pongan en duda 'permanentemente' las denuncias de las mujeres. Navarro pidió que 'no se hable de denuncias falsas porque es una frivolidad cuando hay ya 57 mujeres asesinadas' este año. La mayoría de las fallecidas no había denunciado a su agresor.