Público
Público

"Tiene en sus manos un caso Dreyfus'", le advierte IU a Dívar

La izquierda critica ante el presidente del Supremo la condena a Garzón por dañar el prestigio de la Justicia

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

'Nadie me ha nombrado juez de jueces y, por tanto, me abstendré de juzgar cualquier decisión del Tribunal Supremo y de otros tribunales. Lo que sí hago es acatarlas y respetarlas', replicó el presidente del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) y del Tribunal Supremo, Carlos Dívar, a los diputados que le pidieron una explicación por la reciente condena al magistrado Baltasar Garzón.

El fallo del Supremo 11 años de inhabilitación que convierten al juez en el primer condenado del caso Gürtel planeó sobre la larga comparecencia de Dívar en la Comisión de Justicia del Congreso. Con distintos grados de intensidad, la oposición coincidió a la hora de advertir al responsable del Poder Judicial de la crisis de credibilidad que sufre la Justicia a cuenta de decisiones como la condena a Garzón la celosa aplicación de cautelas judiciales excepcionales en el caso Urdangarin.

Sólo el PP aplaudió sin matices la labor del Supremo en sus últimas sentencias

El portavoz de IU-ICV-CHA, Gaspar Llamazares, realizó la intervención más dura. 'Tiene entre sus manos un caso Dreyfus en España y no va a poder eludir su responsabilidad', advirtió a Dívar. El proceso contra el capitán Alfred Dreyfus conmocionó a la sociedad francesa en el cruce del siglo XIX al XX por su tinte anti-semita, inspiró el célebre Yo acuso de Zola y es, desde entonces, un símbolo universal de la injusticia cometida en nombre de la razón de Estado.

'Entre la verdad y el prestigio corporativo han elegido este último', completó Llamazares su analogía con este pasaje de la historia. 'Usted tiene entre las manos un perjuicio irreparable a la democracia española, porque esta sentencia avergüenza a la mayoría de los ciudadanos', ahondó el diputado de IU. 'Se trata de un escándalo internacional que ha bajado nuestra justicia a un nivel mínimo', remató.

'No soy juez de jueces', señala Dívar para eludir el fallo contra Garzón

Poco antes, en nombre de Esquerra Republicana de Catalunya, Joan Tardà introdujo en polémico fallo del Supremo en la comparecencia de Dívar: 'Planea en esta sala el fantasma del juez Garzón: era uno de los suyos', resumió como epitafio a cuenta de la muerte judicial del magistrado.

'Se habla mucho de la Justicia últimamente', ironizó Emilio Olabarria, del PNV. 'Algunos procesamientos concretos están produciendo convulsiones en los ciudadanos. Hay muchas sentencias que los ciudadanos no comparten', adujo el parlamentario vasco para reclamar al presidente del órgano que gobierna el Poder Judicial menos elitismo y 'más pedagogía'. 'Hagan un esfuerzo por explicar sus decisiones, esa es su labor y no la defensa corporativa. Intente evitar que la fe de los ciudadanos en la Justicia se deteriore irreversiblemente', exigió el diputado del PNV a Dívar.

A pesar de su tono más templado, de institucional cortesía, la portavoz de CiU en la Comisión, Mercè Pigem, también mostró al presidente del Tribunal Supremo su preocupación por el riesgo de 'deslegitimación' de la Justicia.

El socialista Julio Villarrubia invitó a reflexionar sobre esta misma amenaza. 'La responsabilidad es de todos, pero de unos más que de otros', señaló el portavoz del PSOE en la Comisión de Justicia, midiendo cada palabra y destacando que su Grupo ha optado por ser 'más que prudente pese a la existencia evidente de algunas discrepancias sobre algunas situaciones que se están produciendo'.

Sólo el PP trasladó al presidente del CGPJ una defensa cerrada y sin fisuras del Tribunal Supremo y sus últimas decisones. Aludiendo especialmente a Llamazares, el portavoz del Grupo Popular lamentó 'la actitud de determinados responsables políticos que sobrepasan el reproche y rozan lo punible para entrar en el ataque, descalificaciones y graves ofensas a los miembros de los tribunales'.

'España y la Justicia española, con sus defectos y sus críticas, es un Estado de Derecho en todos los sentidos y un Estado de garantías', contestó Dívar a los portavoces al cerrar su comparecencia. 'Ya quisiera yo que los políticos, cuando se equivocan y lo hacen como todos los humanos tuvieran la cantidad de recursos que tiene el Poder Judicial para corregir sus propios defectos', concluyó el presidente del Tribunal Supremo.