Público
Público

En manos de la derecha

El PP arrasa: consigue la mayoría absoluta, con 186 escaños. El PSOE se hunde (110 diputados), el peor resultado de su historia. IU se consolidada al lograr los 11 diputados.Amaiur supera al PNV en Euskadi

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

'Voy a seguir mi camino, cueste lo cueste y me cueste lo que me cueste'. Las palabras del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, en el debate sobre el estado de la Nación del año 2010 fueron premonitorias. Su giro a la derecha para cumplir con las exigencias de Bruselas supuso, en realidad, la pista de lanzamiento que ha catapultado al PP a ganar con mayoría absoluta en las elecciones del 20 de noviembre de 2011 (Consulta todos los resultados). 

El mapa de España es, con contadísimas excepciones, de color azul. Salvo en Catalunya y en el País Vasco, donde los partidos vencedores han sido CiU y Amaiur, el PP se ha impuesto en todas las comunidades.

Nunca un partido había amasado tanto poder en la historia de la democracia. El Partido Popular se ha impuesto de forma rotunda al obtener más de diez millones de votos (44,5%), lo que supone 186 escaños de un parlamento de 350. Su poder se complementa con los miles de ayuntamientos y varias comunidades autónomas que obtuvo en los comicios del pasado 22 de mayo. Supera incluso a la mayoría absoluta conseguida por José María Aznar en 2000.

Las encuestas que auguraban un triunfo histórico del PP no han errado: la victoria de los conservadores va paralela a la derrota sin paliativos del PSOE, incapaz tan siquiera de igualar los 125 escaños que obtuvo en el año 2000 con la candidatura de Joaquín Almunia. Se queda con 111 escaños, el 28,68%, y 6,8 millones de votos.  Es, de lejos, su peor resultado en democracia. Al poco de conocer los datos oficiales el candidato socialista, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha pedido la celebración de un congreso ordinario 'que se celebre cuanto antes'.

El Parlamento que sale de las urnas contará con 13 partidos frente a los nueve de la pasada legislatura. Seis de ellos —PP, PSOE, CiU, IU, Amaiur y PNV— contarán grupo parlamentario propio. Supone además la llegada de nuevas formaciones, como Amaiur, Foro y Compromís.

Rajoy: 'No va a haber milagros, no los he prometido'

Será un parlamento con tres novedades significativas: IU recupera grupo parlamentario propio al pasar de los dos escaños actuales hasta los 11. Un triunfo sin discusión para la formación, de la que en año anteriores se llegó a decir despectivamente que era más bien 'Izquierda Hundida'. Su mejora, sin duda, se produce por el trasvase de votantes desencantados con el PSOE y su forma de afrontar la crisis económica.

Igual de relevante es la llegada de la izquierda abertzale de la mano de  Amaiur, que se dispara hasta los siete diputados y confirma el tirón que experimento Bildu en las las elecciones municipales. La tercera es la irrupción de UPyD, que pese a conseguir cinco escaños no podrá forma grupo parlamentario propio al no obtener el 5% de los votos necesarios que marca la ley.

CiU se ha quedado con 16 diputados, superando por primera vez en la historia al PSC en Catalunya. Los recortes que hacían presumir una, como mucho, tímida subida de los convergentes, no le han pasado factura y logra en Catalunya un resultado histórico. El PNV, sobrepasado por el 'efecto Amaiur', pierde el liderazgo en Euskadi al quedarse con cinco diputados. Coalición Canaria se hace con 3 escaños, los mismos que Esquerra y uno más que el BNG. Foro, el partido de Álvarez Cascos, se mete en el Congreso con un diputado. Compromís logra también un diputado, al igual que Geroa Bai, la formación de Uxue Barkos.

Pese a las buenas expectativas que le daban las encuestas, los ecologistas de Equo se quedan sin representación parlamentaria directa. Sí se hace con uno gracias a la candidatura conjunta Compromís-Equo, que ha logrado un diputado por Valencia.

'Gobernaré al servicio de España y de los españoles', ha prometido Rajoy una vez que los datos escrutados garantizaban su victoria sin paliativos. Con todo, se ha apresurado a asegurar que 'nadie tiene que sentir temor' ante su llegada a La Moncloa porque 'no habrá sectarismos'.

El Parlamento que sale de las urnas contará con 13 partidos frente a los nueve de la pasada legislatura 

'Vamos a gobernar en la más delicada coyuntura en la que se encuentra España en los últimos 30 años', ha agregado para prometer 'darlo todo con todos'.  'Para mí, no habrá otros enemigos que el paro, el déficit y la deuda', ha dicho para rematar: 'No va a haber milagros, no los hemos prometido'.

'El PSOE no ha tenido un buen resultado, hemos perdido claramente las elecciones. Aún así hemos recibido la confianza de 7 millones de ciudadanos. Lo agradezco de corazón', ha señalado un circunspecto Rubalcaba a la hora de valorar los resultados, que ha atribuido el bajón a la crisis económica. El candidato socialista ha pedido al secretario general del PSOE, José Luis Rodríguez Zapatero, la celebración de un congreso ordinario 'que se celebre cuanto antes'.

Rubalcaba ha pedido un congreso ordinario 'cuanto antes' en el PSOE

La participación en las elecciones del 20 de noviembre ha alcanzado el 71,81%, dos puntos por debajo de las elecciones de 2004. Ha habido 263.610 votos en blanco, el 1,39% del total.

La abstención, con todo, ha sido el dato más revelador: 9.638.173 personas no acudieron a votar.