Publicado: 22.08.2015 19:42 |Actualizado: 22.08.2015 23:30

El mapa antitaurino: corridas eliminadas, sin subvenciones o sometidas a consulta

Los nuevos gobiernos de izquierdas han comenzado a colaborar para que los festejos taurinos no tengan cabida en muchos pueblos españoles. En pleno mes de agosto, en el que se celebran la gran mayoría de las fiestas patronales, las corridas de toros están desapareciendo. Pero también hay excepciones.

Publicidad
Media: 3.50
Votos: 14
Comentarios:
Mapa antitaurino.- PÚBLICO.

Mapa antitaurino.- PÚBLICO.

MADRID.- Agosto es el mes en el que se concentran la mayoría de las fiestas patronales del país. La mayoría de los pueblos incluyen en sus festejos actos taurinos como corridas de toros, encierros o novilladas. Pero esto está cambiando con respecto a otros años.

Desde que en mayo con las elecciones autonómicas cambiasen las políticas de derechas en la mayoría de las Comunidades Autónomas, se han incrementado las protestas por la abolición de las corridas y el apoyo de los Ayuntamientos a las plataformas animalistas.

“La tauromaquia en España ha llegado a un punto de no retorno. El número de festejos taurinos se desploma”, dice un portavoz del Partido Animalista (PACMA). Un informe elaborado por ellos demuestra que el descenso de festejos taurinos mayores desde 2003 a 2013 es del 36,62%.



En España se celebran alrededor de 2.000 festejos taurinos de los cuales unos 400 son corridas de toros, lo que supone el 21,3% del total.  Según el informe Estadística de Asuntos Taurinos que publica periódicamente el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, en el año 2014 se celebraron 1.868 festejos taurinos.

Castilla-La Mancha aparece como la Comunidad Autónoma en la que se ha celebrado más festejos con 422, pero, a lo que corridas de toros se refiere, es Andalucía quien ha realizado más con 77 eventos, seguida de la Comunidad de Madrid con 76.

Las nuevas fuerzas políticas luchan contra las corridas

“Los ciudadanos rechazan el maltrato animal y eligen opciones de ocio éticas y respetuosas”, afirma un portavoz de PACMA.

Las elecciones de mayo hicieron que llegasen al poder formaciones como Ahora Madrid o Barcelona en Comú que no ven con buenos ojos este tipo de celebraciones y tampoco las subvenciones de las que han estado disfrutando hasta ahora.

Ya es histórico el cierre de la Plaza de Toros Monumental de Barcelona en 2010, declarándose, de esta manera, ciudad antitaurina. Pero en las Islas Canarias son antitaurinos desde 1991, cuando se prohibió cualquier acto taurino en las islas tras una década sin celebrarse una corrida.

La Monumental de Barcelona vacía tras su cierre.- AFP

La Monumental de Barcelona vacía tras su cierre.- AFP

Esto parece haberse convertido en una revolución a favor de la no tortura del toro porque la Comunitat Valenciana ha anunciado que dejará de subvencionar los festejos. El nuevo alcalde de Valencia, Joan Ribó, de Compromís, asegura que no va a subvencionar “cualquier cosa que suponga un maltrato animal” y que no descarta prohibir las corridas en un futuro. Algo similar ocurre en Alicante, donde plantean quitar en 2017 los toros.

Además una oleada de referéndums sobre las corridas de toros llegan a numerosas ciudades de la Comunitat como en Xàtiva, Sueca, Aldaia, Simat de Valldigna, Benifaió y Tavernes de Valldigna. Mientras, en Gandía han suprimido las corridas por considerarlo maltrato animal y por el gasto público, entre otros.

El asunto no queda ahí, porque recientemente Palma de Mallorca se ha declarado antitaurina y ciudad amiga de los animales.

"Celebramos esta declaración porque damos respuesta a una sensibilidad social que es cada vez mayor para incrementar el bienestar animal y luchar contra el maltrato", valora Neus Truyol portavoz del consistorio palmesano y regidora de Ecología, Agricultura y Bienestar animal.

"No estoy dispuesta a pagar 100.000 euros para promover el maltrato animal, aunque haya gente que disfrute de eso"

En la ciudad de Zaragoza se han dejado de subvencionar todos los actos relacionados con lo taurino y las acciones de los Ayuntamientos de Villafranca (Toledo) y Socuéllamos (Ciudad Real) fueron muy comentadas.

El alcalde de Villafranca de los Caballeros decidió que los 18.000 euros que costaban al Ayuntamiento las actividades taurinas, estarían mejor destinados a libros de texto para sus conciudadanos.

“No somos un pueblo taurino”, dice el primer edil de Villafranca a quien los toros le parecen “una salvajada”. Y afirma que “les ha dicho a los empresarios taurinos que si quieren organizar algún festejo habrán de hacerlo por su cuenta sin la subvención habitual del Ayuntamiento.”

Y, en Socuéllamos, el Ayuntamiento ha decidido que los 5.500 euros que se proporcionaban anteriormente a la empresa que organiza las corridas, se destinarán a un plan de empleo local previsto para el otoño.

EFE

A la par, en A Coruña han suspendido la feria de agosto. El ayuntamiento entiende que “hay razones de interés público que justifican la cancelación de la feria, como la defensa de los animales frente al maltrato”.

El sentimiento antitaurino está llegando también a Madrid. En las localidades de Valdemoro, Ciempozuelos, Pinto y Moraleja de Enmedio no habrá festejos taurinos.

"No estoy dispuesta a pagar 100.000 euros para promover el maltrato animal, aunque haya gente que disfrute de eso", advertía María Jesús Alonso, nueva alcaldesa de Ciempozuelos, quien denunció en la Guardia Civil que la habían amenazado de muerte por estas medidas.

El Ayuntamiento de Moraleja de Enmedio dice que los motivos son meramente económicos. “Preferimos pagar antes a los empleados, que llevan dos meses sin cobrar, o a Iberdrola, que ha cortado la luz en algunos edificios. Los festejos taurinos suponen casi el 50% del presupuesto de las fiestas”, afirma el nuevo equipo de Gobierno (PSOE).

San Sebastián, la otra cara de la moneda

Otro cambio de Gobierno hace el efecto contrario en la ciudad de San Sebastián. Después de tres años sin espectáculos taurinos y con la llegada al Gobierno municipal del PNV y PSOE, que levantó la prohibición de las corridas que hizo de Bildu, la plaza de Illumbe ha vuelto a abrir sus puertas.

El rey Juan Carlos ocupó el palco y no dudó en defender las corridas, “la fiesta de los toros es un activo de España que tenemos que apoyar".

La plataforma Donostia Antitaurina Orain recogió firmas para que no se celebrase la corrida de toros. En la petición, dirigida al alcalde de la ciudad, se recuerda que han pasado más de 15 años desde que se construyó la plaza de toros de Illumbe, en la capital guipuzcoana, y "durante estos años los toreros han matado 700 toros y otros tantos novillos durante la Semana Grande y otros festejos".

"Si  suprimiésemos por decreto el encierro y las corridas de toros, tendríamos que replantear todas las fiestas de San Fermín"

“Son muchas más las personas que no queremos el sufrimiento y la muerte de los toros y novillos como demostró en 1993 el sondeo que realizó la empresa Gallup en la que el 72% de los guipuzcoanas no tenía interés en las corridas de toros", recuerda un portavoz de Donostia Antitaurina Orain.

Pamplona también protagoniza la cara taurina del país, en donde se celebran corridas de toros durante las fiestas de San Fermín. Aunque parece que San Fermín y sus actos taurinos parecen intocables, con EH Bildu por primera vez al frente de la Casa Consistorial, se dijo que la feria podía correr peligro.

"Si ahora suprimiésemos por decreto el encierro, encierrillo y las corridas de toros, tendríamos que replantear todas las fiestas de San Fermín desde su inicio" admitía Joseba Asiron, alcalde de Pamplona.

De esta manera desmentía que se plantearan medidas similares a las realizadas en su día en San Sebastián e incluso, y para cerrar cualquier polémica, presidió la corrida del día 7 de julio.