Público
Público

Un mapa político difícil de gestionar

El PSOE pierde margen de maniobra para completar mayorías / Los nacionalistas bajarían de un total de 33 escaños a 24 / Sólo BNG, EA y Nafarroa Bai mantienen sus diputados

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Si el día 9 de marzo se cumplieran tal cual los resultados de la macroencuesta el PSOE sería el ganador de las elecciones, pero se produciría una situación política difícil de gestionar, porque sería enormemente complicado sumar mayorías absolutas. La aritmética parlamentaria sería la triunfadora de unas elecciones en las que los dos principales partidos suman más escaños que nunca. La presencia nacionalista en el Congreso se reduciría notablemente: de 33 escaños bajarían a 24.

El tercer partido sería CiU, que pierde dos escaños y baja de diez a ocho. El PNV se convertiría en el cuarto con seis escaños, uno menos de los que obtuvo en 2004. A continuación estarían empatados Izquierda Unida y ERC. Los de Llamazares perderían un diputado y los independentistas verían reducidos a la mitad sus escaños, en lo que sería el mayor descalabro de esta legislatura.

Coalición Canaria perdería un diputado; el BNG mantiene los dos que tenía y Eusko Alkartasuna y Nafarroa Bai conservarían el suyo. Quedaría fuera de la Cámara la Chunta Aragonesista, tras la jubilación de José Antonio Labordeta. Según la macroencuesta, la Unión Progreso y Democracia de Rosa Díez quedaría como extraparlamentario.

Con estos resultados, el margen de maniobra del partido mayoritario quedaría reducido al máximo. Por ejemplo, si el PSOE optara por acuerdos de izquierdas con IU, entre los dos sólo sumarían 168 escaños. Necesitaría a ERC para llegar a los 172, que tampoco alcanzan la mayoría absoluta. Si suma al BNG estaría en 174, a dos de la mitad de la Cámara que precisa para la investidura y para sacar adelante leyes orgánicas. Es decir, no le basta con otros tres partidos.

Opción de pacto

La otra opción es el acuerdo con los dos partidos nacionalistas mayoritarios. En ese supuesto sumaría 170 con CiU y necesitaría al PNV para llegar a 177.

Si el PP araña dos escaños que le faltan según la macroencuesta para ser el partido mayoritario la situación sería más complicada aún. Es obvio que no pactaría con partidos de izquierdas como IU, ERC y BNG.

Rajoy tendría entonces 162 escaños y no alcanzaría ni de lejos la mayoría absoluta sólo con CiU. Necesitaría también al PNV, para lo que habría que obviar enfrentamientos de los últimos años y planes Ibarretxes, en vísperas de las autonómicas vascas que, casi con seguridad, serán en otoño de 2008.

El PP sólo puede sumar los dos escaños de CC, con quien gobierna en Canarias.