Público
Público

Marbella niega "catetismo" con la visita de las Obama

El concejal de Turismo marbellí, José Luis Hernández, considera que se usa la visita para "ridiculizar a la ciudad" y "ensañarse" con ella

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El concejal de Turismo de Marbella, José Luis Hernández, ha criticado que se utilicen términos como 'catetismo' para referirse al recibimiento con el que su ciudad ha acogido la llegada de la primera dama de Estados Unidos, Michelle Obama, y de su hija Sasha. A pesar de calificar la visita como 'una muy buena noticia' para la industria turística no sólo del municipio malagueño, sino del conjunto del país, el edil del PP ha defendido que la localidad vive con 'absoluta naturalidad' su llegada.

El diputado del PSOE por Córdoba Juan Luis Rascón había pedido ser 'menos catetos' y 'más naturales' con la visita que por vacaciones ha iniciado la mujer de Obama y una de sus hijas a Marbella. Ambas han llegado sobre las 10.30 horas al aeropuerto de Málaga en un avión militar, desde donde se trasladarán al hotel Villa Padierna, en el municipio malagueño de Benahavís, cerca de Marbella y Estepona.

Hernández ha lamentado, en declaraciones a Onda Cero, que las informaciones relacionadas con Marbella se 'distorsionan y enturbian' y ha denunciado la utilización del anuncio de la visita de la familia Obama para 'ridiculizar a la ciudad'. 'Los medios de comunicación han dado excesivo bombo' a la noticia, ha afirmado, para añadir que, en este contexto, el Ayuntamiento ha ordenado retirar los carteles publicitarios que daban la bienvenida a la familia del presidente estadounidense.

Acusa a los medios de jugar a la 'triste historia de 'Bienvenido Mister Marshall''

'Hemos ordenado retirar esa valla, básicamente, porque estaba valiendo para que determinados medios de comunicación estuvieran jugando a esta triste historia de 'Bienvenido Mister Marshall' cuando es algo anecdótico en el devenir de la ciudad', ha argumentado el regidor, antes de mostrar su sorpresa por las 'ganas que parece que existen de ensañarse' con Marbella y de 'enturbiar' una noticia que beneficia a todo el sector turístico español.

'La ciudad está recibiendo esta noticia con toda naturalidad del mundo', ha destacado el edil marbellí, quien ha recordado que la localidad está habituada a recibir visitas de 'personajes muy ilustres' del mundo de la política, la economía o la cultura. En cualquier caso, ha precisado que acogen la llegada de los Obama con 'plena satisfacción'.

Según ha aseverado, Marbella 'no está revolucionada' y es en el conjunto de España donde no se está viviendo 'con naturalidad' la noticia. 'Marbella vive con absoluta naturalidad la llegada de tan ilustres visitantes a nuestra ciudad', ha remachado.

A su juicio, dada la 'dañada y desprestigiada' imagen internacional de España esta noticia refuerza el prestigio del país. 'Marbella es una marca turística española', ha indicado, antes de felicitarse porque su ciudad 'ha conseguido lo que desde otras instancias políticas e institucionales' no han logrado, que 'la familia presidencial de Estados Unidos venga a nuestro país'.

'Eso debería ser motivo de orgullo para todos los españoles', ha apostillado Hernández, quien resta trascendencia al hecho de que Michelle Obama no se aloje en el término municipal de Marbella, sino en el Benahavís. 'Marbella engloba bastante más de los 27 kilómetros del litoral' de su costa, se defiende.