Público
Público

Una marcha laica contra una visita "inadecuada"

La manifestación recorrerá el centro de Madrid el próximo 17 de agosto

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El próximo 17 de agosto, a las 19.30, víspera de la llegada de Joseph Ratzinger a Madrid para clausurar la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ), 140 entidades políticas, ciudadanas y sindicales han convocado una manifestación desde la plaza de Tirso de Molina a la glorieta de Cibeles para protestar por la visita que entienden 'inadecuada, mal planteada y que con erario público consagra una religión determinada frente a la sociedad laica', según Europa Laica, una de las entidades convocantes.

La marcha depende de la aprobación de la Delegación del Gobierno. La presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, criticó ayer con dureza esta iniciativa recalcando que esperaba que 'la Delegación del Gobierno no autorice la manifestación antipapa'.

'La presidenta muestra su lado más antidemocrático y arcaico', contestaron desde la organización de la manifestación, quienes insistieron en que 'lo único que queremos es mostrar una opinión diferente, pacífica y respetable' contra 'una religión única, obligatoria y verdadera'. 'No es una convocatoria antipapa, sino contra los privilegios de la religión que él representa', reclamaron.

La convocatoria forma parte de una serie de iniciativas lanzadas por grupos laicos y ciudadanos, que pretenden protestar contra la financiación estatal de la JMJ, el tratamiento como jefe de Estado de un Papa que llega 'en visita privada y pastoral' y, en definitiva, para seguir luchando en la construcción de un verdadero Estado laico. Entre los actos, destacan proyecciones, performances y la celebración, en Rivas Vaciamadrid, de un festival de disfraces laico.

Estas instituciones denuncian 'los enormes privilegios de la Iglesia católica oficial'. Como ejemplo citan la evidente participación de las autoridades públicas en la JMJ, y 'la continua mezcla de poder civil y religión'.

Europa Laica quiere 'prevenir a los poderes públicos de posibles injerencias del Papa y otros clérigos en leyes y normas democráticas aprobadas por el Parlamento, como han hecho en recientes y anteriores visitas, mientras que siguen sin pedir perdón sobre hechos delictivos que han cometido en las últimas décadas', en alusión a los escándalos de pederastia.

Entre los principales actos públicos con los que la Iglesia ocupará el centro de Madrid la semana del 15 al 21 de agosto, destaca la procesión de imágenes de la Semana Santa que recorrerá el Paseo de Recoletos la tarde del 19 de agosto.

Presidido por Benedicto XVI, el Via Crucis en el que participarán 15 tallas procedentes de toda España se prolongará durante toda la noche. Prevén una especie de madrugá al estilo sevillano en la Puerta del Sol.

En cada una de las paradas de dicho Via Crucis, diversos jóvenes harán 'estaciones de perdón', en la que representantes católicos rezarán por los afectados de las catástrofes naturales, como el tsunami de Japón o el terremoto de Lorca, los afectados por el paro, las familias en crisis y, también, por las víctimas de los abusos sexuales.

Preguntado sobre si la celebración también tendrá en cuenta el sufrimiento de niños y jóvenes a manos de sacerdotes católicos, el director ejecutivo de la JMJ, Yago de la Cierva, respondió positivamente, aunque no quiso dar más detalles.