Público
Público

La 'Marea blanca' rodea la sede de la Presidencia de Madrid contra la privatización de la sanidad

Un centenar de madrileños se han concentrado esta tarde en la Puerta del Sol para protestar contra la intención del Gobierno autonómico de privatizar los hospitales y centros de salud

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Facultativos y pacientes, en representación de todos los hospitales y centros de salud madrileños han emprendido esta tarde una marcha silenciosa para continuar su lucha contra el Plan de sostenibilidad de la sanidad.  'Tu salud es negocio' y 'No se venden las manos que te atienden' fueron los lemas que encabezaron los médicos y enfermeros ataviados con batas, pañuelos y velas blancas mientras rodeaban la sede de la presidencia autonómica, en la Puerta del Sol.

'Estoy aquí por mi hija, para que pueda disfrutar de una sanidad pública como se merece. De seguir adelante el plan del consejero de Sanidad, Fernández-Lasquetty, nos convertiremos en clientes en vez de pacientes', aseguraba Mª Eugenia, fisioterapeuta del Hospital Universitario de Getafe. 'Es necesario que la población comprenda que la sanidad no es un negocio', agregaba la dermatóloga del mismo hospital,  Isabel Martín.

Los profesionales de la sanidad consideran que de hacerse efectivo el plan de la Comunidad, afectará negativamente tanto a los empleados como a los pacientes. 'Nuestros contratos cambiarán y esto repercutirá en la atención a su salud. A partir de ahora, los pacientes se dividirán en rentables, atendidos por los hospitales privatizados, y los 'no rentables', atendidos por una sanidad pública mermada', aseguraba el enfermero del Hospital de La Paz, Juan Serrano.

'El millón de firmas que hemos recogido debería servirles para sentarse a negociar y no tratar de imponer sus medidas por la fuerza. Porque hay muchas alternativas, pero no nos quieren escuchar', se quejaba amargamente un grupo de anestesistas. 

'Si funciona la gestión privada, ¿por qué no iba a funcionar la pública? A los que tienen que cambiar y bajar los sueldos es a los consejeros. Nosotros ya hemos sufrido la suspensión de la paga extra de Navidad y de los moscosos sin protestar. Ahora les toca a ellos', recalcaba Alberto, un médico del Centro de Salud Guzmán el Bueno.

Con pitos, aplausos y gritos de '¡Sanidad pública, no se vende, se defiende!', los manifestantes han concluido la marcha. La mayoría de ellos regresará a sus centros de salud y hospitales para continuar con los encierros y la huelga indefinida esta noche. Para mañana, han convocado una 'cacerolada' a las 16.00 horas frente a la Asamblea de Madrid.