Público
Público

Margallo: "Ningún Estado de la UE aceptará la secesión unilateral de Catalunya"

El ministro de Asuntos Exteriores dice que "los catalanes tienen derecho a decidirlo casi todo menos la independencia"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, José Manuel García-Margallo, volvió este miércoles a insistir en una idea que lleva pregonando desde que empezó la tensión secesionista: que no conoce 'ningún Estado miembro de la UE dispuesto a aceptar una secesión unilateral de Catalunya'.

García-Margallo hizo estas declaraciones el mismo día en que CiU y ERC firmaban en el Parlament de Catalunya el pacto de gobernabilidad con el horizonte de celebrar un referéndum de independencia en 2014. En un desayuno informativo, García-Margallo dejó claro que una Catalunya independiente quedaría 'automáticamente' fuera de la UE y tendría que ponerse a la cola si solicitara iniciar un proceso de adhesión, que de aceptarse estaría sometido al criterio de la unanimidad en cada una de las fases y capítulos de negociación de ese proceso. 'El adéu a España sería el adéu a Europa', afirmó el ministro de Asuntos Exteriores. 

Pero además, el jefe de la diplomacia española alertó de que la etapa de 'incertidumbre' que se abre solo por el hecho de haber iniciado un debate sobre un derecho a decidir 'irá a ningún parte (...) traerá pobreza a Catalunya en un momento en que hay que resolver la crisis'.

Margallo afirmó que los catalanes tienen hoy en día derecho a decidirlo 'casi todo', salvo la secesión

García-Margallo dijo entender la 'tentación de buscar un enemigo externo cuando uno tiene que producir ajustes dolorosos para la población, pero ésa no es la política que hay que seguir'.

Aunque se mostró convencido de que este tema 'se resolverá como se tiene que resolver', García-Margallo advirtió de que las consecuencias económicas para Catalunya si se independizara serían 'aterradoras'. Su aislamiento de la UE supondría una caída de su Producto Interior Bruto del '20%', especuló el ministro.

El ministro reconoció que el denominado 'problema catalán es desde la época de José Ortega y Gasset probablemente el más serio que España está abordando como nación' y se mostró convencido de que no se puede afrontar 'intentando ignorar la realidad catalana' de esa comunidad.

'Decía Alfonso XIII (...) que cuando él pasaba por Catalunya en aquella época en que estaba prohibida la bandera catalana decía: 'detrás de cada ventana cerrada veo una bandera catalana', ilustró el ministro para afirmar que él no ve 'recorrido' a ese tipo de política. Pero tampoco tiene recorrido —ha precisado— aquella política que intenta 'ignorar la realidad hispánica' de Catalunya.

El ministro afirmó que los catalanes tienen hoy en día derecho a decidirlo 'casi todo', salvo la secesión, y opinó que el debate sobre el derecho a separarse de España 'no tiene sentido' en un momento en que el mundo multipolar camina hacia la constitución de grandes bloques regionales.