Público
Público

María Emilia Casas: "Sin reformar la Constitución, no hay futuro posible"

La presidenta del Tribunal Constitucional cree que la Carta Magna se ha quedado obsoleta en ciertos aspectos.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La presidenta del Tribunal Constitucional, María Emilia Casas, se ha pronunciado este viernes sobre la reforma de la Constitución, asegurando que 'hay que reformarla', ya que de lo contrario 'no hay futuro posible'.

Casas ha hecho estas declaraciones en la clausura del I Congreso Nacional de Derecho celebrado en la Universidad Carlos III de Madrid, en donde ha manifestado que 'reformar la Constitución es algo que se incluye dentro de la propia Constitución'.

'La Constitución de 1978 ha propulsado cambios sociales importantísimos. Pero debe tener una continuidad como la tuvieron las Constituciones del siglo XIX y del XX, y para que se desarrolle su potencialidad debe ser reformada. Si no, no hay futuro posible', ha sentenciado.

La presidenta del Tribunal Constitucional ha explicado que esta reforma 'exige mayorías absolutas y no considerar ningún aspecto irrelevante. El poder reformador se otorga a quien la Constitución señala, el poder político, y exige un consenso muy cualificado. Un debate político para reformar la Constitución es signo de madurez y esperamos el mismo grado de consenso de la Constitución del 78'.

Casas ha explicado que, en ciertos aspectos, la Constitución actual ha quedado obsoleta: 'Sólo en una ocasión la Constitución del 78 se refiere a la palabra 'informativa'. En el 78 no se tuvo en cuenta el impacto tecnológico, la invasión de la intimidad que producen las nuevas tecnologías'.

'Tampoco utiliza en ningún momento la palabra Europa. El TC ha colocado nuestra Constitución en relación al ordenamiento europeo, pero es necesario incluir nuevos términos', ha añadido.

Por otra parte, la presidenta del Tribunal Constitucional ha aseverado que la Constitución debe hacer realidad 'la libertad, la igualdad, la justicia y el pluralismo político que aparecen en su primer artículo'.

Según la presidenta del TC, actualmente no disfrutamos de igualdad: 'Esperemos que la importancia de la mujer crezca rompiendo el techo de cristal que le lleve a ocupar puestos de mayor importancia. En materia educativa, el número de mujeres catedráticas en la Universidad en España alcanza sólo el 13 por ciento, lo que es una discriminación, como la discriminación retributiva a la que se ven sometidas las mujeres en el mundo laboral'.

Por último, Casas ha calificado el Tribunal Constitucional como un 'elemento indispensable'.

'Este octubre cumplió 30 años y es inseparable de la historia de la Constitución, ocupa un espacio insustituible y otorga seguridad a la vida pública española. Su objetivo es pensar en la continuidad hacia un futuro que tome la Constitución como base, se reforme o no, encauzándolo en los márgenes de lo constitucionalmente posible', ha concluido.