Público
Público

María San Gil reta a Rajoy a ser "duro y firme" con Bildu

En una entrevista carga con dureza contra el presidente del PP, de quien rechazó una oferta para ir como 'número 2' en las generales de 2008

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La expresidenta del Partido Popular del País Vasco María San Gil considera que Mariano Rajoy tendría que haber sido 'más duro, más firme, más contundente y más claro' contra la coalición abertzale Bildu y estima que el resultado de su formación en las elecciones municipales del 22 de mayo ha sido 'un fracaso rotundo' en Euskadi.

San Gil se muestra así de crítica con la actual dirección y estrategia del Partido Popular en una entrevista, que ha concedido al suplemento XL Semanal de Vocento y que se publicará este fin de semana.

Tres años después de abandonar la actividad política por discrepancias internas con Mariano Rajoy, San Gil carga contra el modo en que el PP está actuando en la lucha antiterrorista. 'Habrá políticos que puedan decir que han construido casas o autovías, yo podré decir que he plantado cara al terrorismo. Si todos lo hubiéramos hecho, esto habría terminado mucho antes. Mira el resultado electoral. ¡Un desastre! Hemos retrocedido 20 años porque muchos no le plantan cara y otros se ponen de perfil', comenta sobre el PP.

'No he felicitado a Rajoy, bastante es que no he dicho lo que pienso'

San Gil reconoce que no ha llamado a Mariano Rajoy para felicitarle por los resultados autonómicos y municipales del 22 de mayo, ya que entiende que han sido 'un fracaso rotundo' en Euskadi. 'Rajoy tenía que haber sido más duro, más firme, más contundente, más claro, tenía que haber hablado más de Bildu porque afecta a todos los españoles. No lo he felicitado y bastante es que no he dicho públicamente lo que pienso', sentencia.

Las diferencias políticas con Rajoy sobre la lucha contra ETA esconde el motivo que la empujó a abandonar la política: 'Me fui porque entendí que mi partido había cambiado de actitud en aspectos que para mí son esenciales. Creo que es mucho más honesto denunciarlo, decirlo y si las cosas no cambian, marcharse'.

'Yo no encajaba con el cambio de estrategia del PP. Por eso, cuando dije que me iba, no entendía que me clavaran tantos cuchillos en la espalda. ¡Pero si me estaba yendo! Les dejaba el camino libre, no me metí con nadie, así que para ellos yo era un problema menos. Tenían que haber reaccionado al revés', reflexiona.

'He plantado cara al terrorismo, si todos lo hubiéramos hecho, esto habría terminado antes'

San Gil también lamenta que sus propios compañeros de partido empezaron a cambiar de estrategia tras la derrota en las elecciones generales de 2008. 'Empecé a no encontrarme cómoda y darme cuenta de que lo que yo estaba defendiendo no estaba siendo respaldado ni por mi presidente nacional ni por gente del partido del País Vasco', añade.

Explica que dejó la política porque pensaba que fuera 'estaría más cómoda de lo que estaba allí' y de momento descarta 'completamente' regresar a primera línea del PP, porque ella necesita 'respetar y admirar' a su jefe y tiene 'perfectamente claro' que Rajoy le mintió.

'No tengo ni necesidad ni ganas de volver a involucrarme', dice. 'Rajoy me ofreció ser su número dos en las generales y le dije que no. Después se lo ofreció a Pizarro y aceptó. Ahora estamos los dos fuera. Resulta paradójico ¿no? Los dos nos fuimos ¿será que los dos nos hemos tarado? El partido durará muchísimos años, pero...'.

San Gil reconoce tener muchos puntos en común con Rosa Díez

'El PP está mucho más allá de las personas que lo componen. Hoy por hoy es mi partido, lo que pasa es que en este momento no está dirigido como yo creo que debiera estarlo. Sería mucho más notorio que me diera de baja que seguir estando dentro, pero bueno, tiempo al tiempo', añade.

San Gil considera que el tiempo le ha dado la razón porque, tres años después, Bildu se ha podido presentar a las elecciones municipales y el PP de Rajoy 'no ha querido hablar de ello en campaña electoral'.

Sin embargo, San Gil sí reconoce como bueno el apoyo a Patxi López para que sea lehendakari, ya que eso ha permitido 'abrir las ventanas y airear el Gobierno vasco'. Sin embargo, cree que el PP vasco 'debería haber exigido más' como contraprestación a los socialistas.

Finalmente, reconoce tener muchos puntos en común con Rosa Díez, la exdirigente del PSOE que fundó el partido Unión, Progreso y Democracia (UPyD), pero cree que no sería capaz de hacer lo mismo que ella porque montar otra otro partido le da 'tanta pereza'.