Publicado: 11.03.2014 21:48 |Actualizado: 11.03.2014 21:48

Los marineros del cerco finalizan su encierro en el Parlamento gallego

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los cinco marineros del cerco encerrados en el Parlamento de Galicia en representación del colectivo dejaron esta noche la sede del legislativo tras recibir el compromiso de que mañana podrán regresar y seguir negociando una salida al problema del reparto en las cuotas de la caballa y jurel.

Esta decisión se ha tomado a última hora de la tarde, y fue el vicepresidente de la Mesa, Miguel Santalices, quien informó de este acuerdo, que evitó que la Cámara reclamase un desalojo.

Los marineros, que protestan por entender que la cuota asignada a Galicia de caballa y jurel es discriminatoria, entraron al mediodía en la Cámara, y advirtieron de que no saldrían hasta que se encontrase una solución.

Esta decisión se tomó antes de una carga policial con pelotas de goma en la que tres personas fueron detenidas y posteriormente puestas en libertad con cargos, y ocho policías fueron heridos, según fuentes de la Delegación del Gobierno. Durante toda la tarde, los pescadores encerrados en la Cámara mantuvieron entrevistas con portavoces de todos los grupos parlamentarios y también con el jefe de gabinete de la conselleira de Medio Rural y Mar.

Una vez que aceptaron la propuesta de la Mesa del Parlamento, uno de los marineros, José Blanco, señaló que regresarán con el compromiso de volver a negociar con todos los partidos y con el Gobierno autonómico, con el presidente o el vicepresidente, apuntó. No pueden hacerlo con la conselleira de Medio Rural y Mar, Rosa Quintana, puesto que antes "tiene que pedir disculpas por lo que dijo al sector, "que somos vándalos y no somos pescadores", espetó Blanco, y aseguró que también les "mintió" para "levantarnos" la manifestación.

El representante de los marineros, de la flota de Portosín (A Coruña), indicó que el Gobierno tiene fórmulas para arreglar la situación e insistió en que reclamarán que no haya "represalias" para los compañeros que fueron detenidos, puesto que "venían a pedir pan; no queremos crédito ni dinero", sino la cuota que "nos quitaron" y que en el Ejecutivo "no saben repartir". Para el representante de los pescadores, el Gobierno no lleva "gente competente" para negociar en Madrid o en Bruselas, por lo que pidió que también se incorpore a "un marinero o dos".

Por su parte, el vicepresidente del Parlamento explicó que comentaron a los marineros que si abandonaban hoy las instalaciones y decidían no pernoctar en ellas, la Cámara se comprometía a que mañana se les permitiría de nuevo la entrada de los cinco representantes para que pudiesen celebrar las reuniones que considerasen oportunas, un ofrecimiento al que accedieron. Santalices no concretó con quién podrían reunirse los marineros, indicó que en una Cámara pueden celebrarse "muchas reuniones" y aseguró que la Mesa del Parlamento trasladó a los marineros su preocupación por que hubiesen decidido pernoctar en las instalaciones porque "no queríamos, ni muchísimo menos" que hubiese un desalojo.