Público
Público

Marlaska envía a prisión a los tres detenidos en Pamplona por 'kale borroka'

Tras la imputación de Irati Mujika Larreta, Mikel Beunza Oroz y Oihan Unai Ataunun por un delito de integración en la ilegalizada Seg, Marlaska ha ordenado el registro de una asociación vecinal que se usaba de sede para la organiza

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Las ilegalizadas Batasuna, Segi y Askatasuna estarían utilizando como 'sede clandestina' el local de la Asociación de Vecinos de La Milagrosa, en Pamplona, según interpreta el juez Fernando Grande-Marlaska del resultado del registro practicado en ese lugar tras la detención de tres miembros de Segi en Navarra.

En el auto en el que decreta el ingreso en prisión de estos tres jóvenes -Irati Mujika Larreta, Mikel Beunza Oriz y Oihan Unai Ataun Rojo-, el juez de la Audiencia Nacional destaca que en esa 'sede clandestina' ha sido intervenido material destinado a la financiación, propaganda -campañas contra el Tren de Alta Velocidad (TAV)- y formación de militancia de esas organizaciones ilegalizadas.

A una de las detenidas, Irati Mújika, le fue intervenida la llave de este local, situado en los números 19-21 de la calle de Manuel de Falla de Pamplona, y por ello asistió al registro junto al presidente de la asociación de vecinos de La Milagrosa, Pedro Eugenio Zabalza Goikoetxeandia, 'Piru', candidato de ANV al Ayuntamiento de Pamplona las últimas elecciones.

'Especial atención merece (...) la supuesta asociación de vecinos como sede clandestina de Segi-Batasuna-Askatasuna', subraya Marlaska al señalar que en esta causa, en la que once personas relacionadas con Segi han sido ya detenidas, un imputado, Iñaki Marín, explicó que en ese local había un cuarto para esa organización y un armario para el material de Batasuna y Askatasuna.
Los tres jóvenes formarían el 'talde de La Milagrosa' encargado de la kale borroca de la zona

Todo eso demuestra, según el juez, que 'la diversidad de estas organizaciones responde a una ordenación de 'frentes' por parte de la estrategia de ETA y que la militancia en unas u otras es cuestión de, en ocasiones, 'edad' y, en otras, 'jerarquía''.

Así estos tres jóvenes a los que el juez ha enviado a prisión formarían un 'talde vinculado a la organización terrorista ETA, en concreto a Segi', que estaría encargado de la 'kale borroka' en esa zona y al que denomina 'talde de La Milagrosa'.

El juez, que imputa a los tres un delito de integración en la organización terrorista ETA-Segi, indica que Irati Mujika realiza labores de movilización y convocatoria de actos de Segi, 'destacando sobre otros militantes como organizadora de eventos y representante al dar ruedas de prensa'.

En cuanto a Mikel Beunza, el juez recuerda que fue detenido dos veces en 2001 y 2007, esta última por realizar pintadas en nombre de Segi, y que en cuatro ocasiones fue identificado por vestir prendas con el nombre de esa organización juvenil.

De Oihan Unai Ataun, que trabaja en la taberna Ezpala, el juez resalta que había puesto a disposición de Segi una bajera en la que se ha encontrado material para la 'kale borroka'.

En la sede de la asociación de vecinos la Milagrosa, la Policía intervino material para la financiación de Batasuna, Segi y Askatasuna, principalmente ropa y complementos con diferentes anagramas del MLNV, así como de propaganda, entre lo que el juez destaca campañas contra el TAV, inmobiliarias, determinados cargos institucionales o partidos políticos, 'destinados a postulados apologéticos del entramado proetarra'.

También ha sido incautada documentación para la formación de la militancia como panfletos formativos de Segi o contra el TAV y documentos de Batasuna y Askatasuna.

A los tres jóvenes también se les ha intervenido en sus domicilios numerosos objetos de la imaginería de la izquierda abertzale como un cuadro en relieve de 'Euskal Presoak', camisetas de Segi o pegatinas 'injuriosas' con la imagen de los dirigentes de UPN Yolanda Barcian y Miguel Sanz, presidente de la Comunidad Foral, entre otros muchos efectos.

El arresto de estos tres jóvenes se enmarca en el operativo que a principios de octubre puso en marcha la Comisaría General de Información de la Policía para desarticular un grupo estable y vinculado a la organización terrorista Segi relacionado con distintos actos de terrorismo callejero y sabotaje.