Público
Público

Marruecos regaña a la Eurocámara sobre el Sáhara

El ministro de Exteriores dice que la condena a Rabat es injusta // El Polisario pide más implicación a la UE y critica que España «se lava las manos»

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Marruecos cargó ayer contra la Eurocámara por 'buscar muertos' en el Sáhara Occidental, donde 'no los hay', y criticó a la prensa española por 'manipular' sus informaciones sobre el desmantelamiento, el 8 de noviembre, del Campamento Dignidad de El Aaiún. En una tensa comparecencia en la sede del Parlamento en Bruselas, Taieb Fassi-Fihri, el ministro de Asuntos Exteriores marroquí, se empleó a fondo para reprender a la institución, que la semana pasada aprobó por consenso de todos los grupos políticos una resolución moderadamente crítica con la actuación de Rabat en el Sáhara.

'La resolución del Parlamento Europeo fue injusta y precipitada lamentó porque el desmantelamiento se produjo de manera pacífica y no hubo ni un sólo fallecido civil, mientras muchos, incluso en esta Cámara, hablaban de genocidio'.

El ministro Fassi-Fihri afirma que no hubo muertos civiles en El Aaiún

'La gente está buscando muertos y no los hay', continuó Fassi-Fihri, que denunció el 'pensamiento único y una obsesión por hablar de referéndum' de autodeterminación en el Sáhara que Marruecos no tiene intención alguna de favorecer.

El ministro marroquí alzó el tono cuando varios diputados recordaron que el Parlamento es libre para adoptar cualquier resolución, ya que no responde ante ningún gobierno. 'Sobre la resolución, porque puedo comentarla, ya que estamos en un diálogo político, ¿verdad?', increpó y acusó a los eurodiputados de utilizar 'ciertas palabras de forma muy ligera y ajenos a la legalidad internacional'.

Fuentes parlamentarias explicaron el 'enfado' de Fassi-Fihri que no está acostumbrado a confrontaciones públicas como la de ayer por el fracaso de su estrategia para impedir que se votase el texto la semana pasada. Sus presiones en los pasillos de la Cámara hace 15 días lograron inicialmente el apoyo de los jefes de los grupos popular y socialista europeos, aunque estos finalmente no consiguieron evitar que se votara la resolución.

El marroquí acusa a la prensa española de manipular los hechos

Las 'mentiras' del Polisario

La intervención de Fassi-Fihri se centró en defender que el desmantelamiento se llevó a cabo 'de manera pacífica', algo que no habría transcurrido de forma tan sosegada 'en ningún país europeo'. Pasó a acusar al Frente Polisario de hacer 'propaganda' y extender 'mentiras' contra Marruecos. También arremetió contra los periodistas españoles, a los que acusó de 'no escuchar' y 'manipular' sus informaciones, algo que para el Gobierno marroquí justifica su expulsión del Sáhara y el bloqueo informativo.

Ante la misma comisión parlamentaria, pero por separado, compareció el jefe de la diplomacia de la República Árabe Saharaui Democrática (RASD). Para Mohamed Salem Uld Salek, es imprescindible 'un compromiso verdadero y serio de la Unión Europea' con el Sáhara para evitar un conflicto armado, algo que pasa por supeditar las privilegiadas relaciones diplomáticas y comerciales con Marruecos al respeto del territorio. Uld Salek aseguró que la UE tiene una 'gran responsabilidad', en parte porque el Gobierno de España ha tratado de 'lavarse las manos' y el de Francia funciona como un 'apoderado' de los intereses del rey Mohamed VI. El Polisario denunció la 'represión' que después negó Fassi-Fihri, y dijo que hay 'muchos desaparecidos', pero que 'no se sabe si están muertos o detenidos' con exactitud 'porque Marruecos no quiere'.

El titular del Polisario pide un «compromiso firme» de la UE

Las decenas de eurodiputados que acudieron a las audiencias fueron críticos con el ministro marroquí, a quien reprocharon su tono desafiante. Willy Meyer (IU), al que Rabat impidió la entrada en el Sáhara, denunció que 'Marruecos es una fuerza ocupante ilegal' de un territorio en el que 'no quiere testigos y por eso impide el paso' a delegaciones institucionales o medios de comunicación.

En ese sentido intervino también José Ignacio Salafranca (PP), preguntando a Fassi-Fihri si 'cree que cuando no nos gusta la crónica de un periodista, lo debemos expulsar'. En representación del PSOE, Luis Yáñez pidió disculpas al ministro marroquí por las declaraciones 'hostiles' de algunos eurodiputados que denunciaron un genocidio de saharauis y insistió en que ni la Eurocámara es 'antimarroquí' ni España debe ser 'potencia administradora' del territorio saharaui.

Las relaciones con Marruecos pasarán un nuevo examen, más definitivo en términos diplomáticos, cuando se celebre el Consejo de Asociación UE-Marruecos previsto para el 13 de diciembre. Durante esa reunión, donde estarán representados los 27 Gobiernos europeos y Rabat, se discutirá sobre la renovación del acuerdo pesquero que permite faenar en aguas marroquíes y saharauis a 119 barcos europeos, un centenar de ellos españoles. El acuerdo vence en febrero del año que viene y la Eurocámara, que podría vetar su renovación, esgrime un informe jurídico que considera ilícita la explotación de las aguas saharauis si no se demuestra que los ingresos revierten en la población local. Por otra parte, el nuevo acuerdo agrícola podría ver entorpecida su ratificación por la tensión creciente entre Marruecos y la UE.