Público
Público

Marruecos retiene a dos parlamentarios vascos y una navarra

Los parlamentarios autonómicos, que se dirigían a El Aaiún, dicen estra retenidos en el aeropuerto de Casablanca a la espera de ser enviados de vuelta a Madrid.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Dos parlamentarios vascos, Nerea Antia (PNV) y Mikel Basabe (Aralar), y la representante de Aralar en el Parlamento Navarro Nekane Pérez, que viajaban a El Aaiún para visitar un campamento saharaui, han denunciado que están retenidos en la zona de tránsito del aeropuerto marroquí de Casablanca. Junto con los diputados autonómicos también se encuentra retenida en la misma situación la observadora española Olaia Sagredo, que también se dirigía a El Aaiún.

Aunque han recuperado los pasaportes que les habían sido requisados, sin que el Gobierno marroquí haya ofrecido hasta ahora explicaciones al respecto, los tres diputados llevan horas 'tirados' en la terminal del aeropuerto a la espera de ser enviados este domingo de vuelta a Madrid.

Ni el portavoz del Ejecutivo, Jalid Naciri, ni fuentes del Ministerio marroquí del Interior se encuentran al corriente, según dijeron a EFE al respecto de este incidente, que tuvo lugar cuando se disponían a acceder a la zona de embarque. . Antia declaró a EFE que un trabajador del aeropuerto le ha devuelto el pasaporte y 'unas tarjetas de embarque para un vuelo a España mañana, pero se han vuelto a llevar las tarjetas' sin dar explicaciones.

El cónsul español en Casablanca, Carlos de Lojendio, indicó que el consulado 'está pendiente de ellos', pero precisó que 'no se puede exigir a las autoridades que les dejen pasar' y que el servicio de emergencias consulares 'no puede hacer nada porque están en la zona de tránsito', a la que aseguran no tener acceso. 

Antia explicó en una conversación telefónica que los tres parlamentarios llegaron este sábado por la mañana a Casablanca en un vuelo procedente de Madrid y, antes de embarcar en otro avión con destino a El Aaiún, personal del aeropuerto les retiró los pasaportes y se encuentran en la zona de tránsito.

Los parlamentarios serán devueltos en un avión a Madrid el domingo

Los parlamentarios tenían previsto visitar un campamento saharaui y conocer la situación 'que se está viviendo allí', según indicó Antia, después de la muerte del niño saharaui de 14 años Nayen Elgarhi, el pasado 24 de octubre, cerca de los campamentos de El Aaiún, en el Sahara Occidental.

'Queríamos estar con los activistas y acceder al campamento de refugiados para constatar qué es lo que está ocurriendo', señaló la parlamentaria nacionalista, quien denunció los 'malos modos' con los que están siendo tratados.

Por su parte, Aralar, en un comunicado, denunció también que los parlamentarios se encuentran sin pasaporte en Casablanca y con una orden de expulsión.

Este partido explicó que la delegación parlamentaria participaba en un viaje organizado por Euskal Fondoa para viajar a El Aaiún, en solidaridad con el pueblo saharaui. Según indicó Aralar, al parecer 'no les volverán a entregar los pasaportes hasta que se aseguren que embarcan en el avión que les llevará de vuelta de Marruecos'. La formación nacionalista denunció que las autoridades marroquíes 'han vuelto a demostrar que no respeta los derechos del Sahara'. Criticó la actitud del gobierno marroquí y exigió al Gobierno de España 'que asuma su responsabilidad en la lucha que llevan adelante las y los saharauis'.

El PNV condenó también en un comunicado este suceso y ha denunció el 'trato vejatorio que están recibiendo de las autoridades marroquíes' los citados parlamentarios.

'El grupo ha sido retenido de forma ilegal e inaceptable en el aeropuerto de Casablanca, se les ha retirado los pasaportes y se les ha obligado a pasar la noche en el aeropuerto para ser expulsados de Marruecos en las próximas horas', recordó la formación nacionalista, quien insistió en que 'este tipo de comportamientos no pueden ser aceptados ni tolerados por la comunidad internacional'.