Público
Público

Más de 50 ciudades claman contra el 'tijeretazo social' del Gobierno

Decenas de miles de personas salen a la calle para protestar contra los recortes en sanidad y educación

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

'Con la sanidad y la educación no se juega'. Bajo ese lema decenas de miles de personas han secundado las movilizaciones convocadas por CCOO y UGT junto a la Plataforma social en defensa del Estado del Bienestar en más de 50 ciudades para protestar contra los recortes del Gobierno de Mariano Rajoy.

Las marchas tenían como objetivo exigir al Ejecutivo que los tijeretazos derivados de las políticas de los conservadores contra la crisis no se ceben con los servicios públicos como la sanidad y la educación. Las manifestaciones sirven además de antesala para las casi 80 concentraciones por toda la geografía nacional para conmemorar el Primero de mayo, que este año los sindicatos celebrarán bajo el lema 'Trabajo, dignidad, derechos'.

La movilización central de esta jornada ha arrancado de la plaza Neptuno de Madrid. A la marcha se han sumado además representantes de los principales grupos de la oposición, entre ellos el secretario de Organización del PSOE, Óscar López, y el coordinador general de IU, Cayo Lara. Ha sido esta manifestación la que ha dado lugar a la particular guerra de cifras entre la Policía, que habla de 9.000 personas, y los organizadores, que cifran la afluencia en 40.000 manifestantes.

Las marchas sirven de antesala a las concentraciones del 1 de mayo 

Durante el trayecto se han escuchado proclamas como 'Si no coméis las recetas ahorraréis', 'Crónicos, alerta, llega el pago de recetas' y 'Nunca jamás vamos a enfermar', en alusión al copago de los medicamentos en función de la renta. A la concentración de la capital hay que sumar las movilizaciones en otras 54 ciudades. En ellas se han censurado igualmente las medidas urgentes aprobadas por el Ejecutivo, a través de dos decretos, para ahorrar en sanidad y educación unos 10.000 millones de euros.

La lluvia no ha amedrentado a los ciudadanos que han resistido con sus paraguas y pancartas, mientras que los dirigentes sindicales la defendían como 'buena compañera' de la protesta, dados estos tiempos de 'sequía' medioambiental y de recursos económicos.

También los portavoces de PSOE e IU han hecho hincapié en lo que califican de 'mentiras', 'engaños', 'robos' y 'estafas' que el Ejecutivo de Mariano Rajoy está llevando a cabo y que se contradicen con todo lo que anunció en campaña electoral sobre su voluntad de no tocar los servicios sociales básicos: a saber, el copago de los medicamentos, la revisión de la cartera de servicios del Sistema Nacional de Salud, el aumento de las tasas universitarias y la reducción de las becas, junto con la subida del IVA y una reducción de las cotizaciones sociales.

CCOO y UGT consideran que la posición beligerante del Ejecutivo supone una 'agresión brutal' 

Mientras tanto, las organizaciones sociales que integran la plataforma convocante han exigido hoy 'otra manera de salir de la crisis'. Representantes de la Confederación Española de Asociaciones de Padres y Madres (CEAPA) y de la Federación de Asociaciones en Defensa de la Sanidad Pública -dos de las casi cincuenta organizaciones sociales y sindicales que forman parte de la Plataforma- han leído el manifiesto con el que se ha cerrado la manifestación de Madrid.

El manifiesto incide en que el estado del bienestar se basa en la existencia de unos servicios públicos 'de calidad, universales y accesibles' y en que los servicios públicos españoles son uno de los sectores productivos más dinámicos y generadores de empleo. Advierte además de que el gasto social y la tasa de empleados públicos en España están por debajo de la media europea, y que las decisiones que están adoptando el Gobierno central y autonómicos 'ponen en riesgo' ese estado del bienestar 'que es patrimonio de la ciudadanía.

Por su parte, CCOO y UGT consideran que la posición beligerante del Ejecutivo supone una 'agresión brutal' contra los derechos de los trabajadores que, además, difícilmente podrán tener solución en el futuro, según ha explicado el secretario de Organización y Comunicación de la UGT, Javier Cubillo, quien considera que los sindicatos 'no pueden quedarse quietos' y espera que, a pesar de que el puente vacacional puede influir en la convocatoria, puede haber sorpresas.

'Crónicos, alerta, llega el pago de recetas'

El secretario general de CCOO, Ignacio Fernández Toxo, ya ha advertido de que este 1 de Mayo no será como los anteriores porque cree que ahora más que nunca está justificada una reacción masiva de la sociedad contra unas políticas que considera dañinas. De hecho, CCOO y UGT se han planteado ese día como una continuación de la huelga general del pasado 29 de marzo en contra de una reforma laboral que el Gobierno no tiene intención de cambiar más allá de cuestiones técnicas.

Tanto Toxo como el secretario general de UGT, Cándido Méndez, han criticado lo que consideran una falta de disposición al diálogo por parte del Ejecutivo, razón por la que están buscando la complicidad de los partidos políticos para lograr un consenso social, al tiempo que movilizan a la sociedad en la calle. Ambos líderes sindicales enviaron tres cartas consecutivas al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, para pedirle un pacto por el empleo, el crecimiento económico y los derechos sociales.