Público
Público

Mas se aísla para diseñar en dos semanas su Govern

El presidente de CiU y futuro presidente de la Generalitat pretende así evitar cualquier influencia de su entorno

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El presidente de CiU y futuro presidente de la Generalitat, Artur Mas, se ha propuesto evadirse de cualquier influencia de su entorno en Convergència en los próximos días, para poder concentrarse en diseñar la estructura de su futuro Govern sin interferencias, en un plazo de dos semanas.

El pasado lunes, un día después de su victoria en las elecciones al Parlament del 28-N, Mas reunió a mediodía al secretariado permanente de CDC y por la tarde a la comisión ejecutiva de CiU.

En ambos foros, dejó muy claro que la selección de consejeros de la Generalitat y la arquitectura de su ejecutivo era 'responsabilidad' suya, según han explicado a Efe diversas fuentes presentes en ambos encuentros.

Mas sólo consultará sus decisiones con Josep Antoni Duran Lleida, con quien se verá discretamente en una próxima fecha, pero no quiere que nadie más llame a su puerta para tratar de influir en su elección. Desea evitar que los días previos a su investidura se conviertan en un baile de nombres de posibles miembros de su futuro Govern, por lo que garantizó a las direcciones de CDC y CiU que de él no saldría ninguna filtración y pidió que nadie haga caso de las quinielas oficiosas que van apareciendo en los medios de comunicación. Con esta apelación, quería evitar 'disgustos' a quienes pudiesen ver su nombre publicado antes de tiempo, asociado a una cartera, para comprobar más adelante que no eran

Tras meses de precampaña y campaña sin apenas tomarse un respiro, Mas tiene previsto hacer un paréntesis con su mujer el próximo fin de semana, pero piensa aprovechar el puente de la Inmaculada para estudiar los múltiples informes y borradores de organigramas de gobierno que sus colaboradores le han preparado.

Para reducir de quince a un máximo de doce departamentos, CiU baraja crear un macrodepartamento de promoción económica, que englobaría Industria, Trabajo, Comercio, Consumo y Turismo, junto a una gran consellería de Infraestructuras y Sostenibilidad, que engulliría parte de las competencias de Medio Ambiente, algunas de las cuales también asumiría Agricultura; mientras que Justicia podría adherirse a Interior.

Una vez tenga claro el perfil de su Govern, y una vez constituido el nuevo Parlament, hacia el 13 de diciembre, Mas se meterá de lleno en la elección de su 'gobierno de los mejores', para el que dispone de varias ternas, aunque no suele comunicar hasta el último momento su decisión definitiva, ni tan solo al propio interesado.

A la hora de distribuir entre su gente nuevas responsabilidades, Mas tendrá en cuenta tres ámbitos diferenciados: la dirección de CDC, el grupo parlamentario de CiU y el gobierno. Precisamente la composición del gobierno condicionará enormemente quién permanece en el partido y opta a asumir la secretaría general de CDC en el próximo congreso, que se avanzará un año, a 2011. Son varios los nombres que se barajan para sustituir a Mas en la secretaría general, empezando por el hoy secretario general adjunto, Felip Puig, así como Oriol Pujol, Lluís Corominas o Josep Rull.