Público
Público

Más allá del político sonriente, el grafismo entra en campaña

Jóvenes diseñadores realizan por iniciativa propia carteles para ayudar a Montilla a ganar

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Cuando el PSC presentó las líneas maestras de su precampaña, anunció 'un nuevo estilo' alejado de la descalificación sistemática del adversario, aunque su encargado, Josep Collboni, reconoce que 'la intensa actualidad política ha tapado las actividades' que se han organizado al respecto. Una de las novedades de la campaña es la implicación de artistas de varias ramas para ayudar a revertir unas encuestas que dan a CiU una holgada victoria. Ayer, el president de la Generalitat y candidato socialista, José Montilla, aseguró ser consciente de las dificultades, 'fruto del momento político y económico', aunque también se mostró con 'confianza' e 'ilusión' para ganar.

Uno de los colectivos que se han movilizado para ayudar en la campaña y trasladar esta 'ilusión' que proclama Montilla y el 'nuevo estilo' de Collboni es el de los diseñadores gráficos. Varios artistas han realizado 21 originales carteles que exponen de forma gráfica y diversa el lema: 'Segueixo creient' (Sigo creyendo). Según cuenta el director de campaña, la idea de realizar esta colección fue 'espontánea' y una iniciativa de 'diseñadores cercanos al PSC o de izquierdas'.

El PSC asegura que quiere implantar un «nuevo estilo» de campaña electoral

Los artistas son mayoritariamente jóvenes menores de 40 años que tratan de plasmar en sus creaciones 'valores de progreso que se mantienen a pesar de la crisis y el desapego'. La idea nació de dos o tres diseñadores, según explica Collboni, que tuvieron la iniciativa y 'llamaron a más gente' de su ámbito profesional para que se implicaran. El partido no les puso limitaciones, tan sólo un par de criterios: 'Que se reflejara una convicción relacionada con el arte o la izquierda' y algunos 'aspectos técnicos'.

A partir de entonces, la imaginación y la creatividad de los artistas tomó la iniciativa y desembocó en la realización de 21 carteles de temáticas variadas y aspecto diverso que tienen en común un estilo poco cargado, moderno y desenfadado, definitivamente alejado del característico rótulo con la cara sonriente del político de turno.

El objetivo es implicar a la ciudadanía y trasladar valores ligados a la izquierda

Sus autores, inconformistas, reivindican una gran variedad de valores, más o menos alejados de las noticias que abren las secciones de política de los periódicos, como el sentido del humor, la igualdad, otra forma de hacer política, la vida, la cultura, la izquierda, la libertad, la amistad, la participación o el desarrollo sostenible y cargan contra la corrupción o los poderes financieros. Incluso uno de los carteles asegura seguir creyendo en 'los superhéroes sin capa (ni sombrero)' identificándole con el candidato Montilla. No en vano, Collboni recuerda que uno de los objetivos de esta iniciativa era 'superar la política del día a día', a veces demasiado alejada de la ciudadanía. Además, los diseñadores han trabajado sin cobrar nada que los costes de los materiales usados para realizar sus creaciones.

Montilla y Collboni presidirán mañana la presentación de estos carteles, que tendrá lugar en el bar El Velòdrom de Barcelona, un sitio especial puesto que es el lugar donde nació la idea del proyecto. A partir de entonces, las obras se expondrán en la sede del PSC y se podrán visionar en internet junto con otros carteles que nuevos diseñadores están desarrollando y que podrán ser usados para hacer cibercampaña.

No sólo los grafistas se implicarán de forma desinteresada con el PSC, quien ya está en contacto con artistas y profesionales de otras ramas. A modo de ejemplo, ya se puede escuchar en internet una canción realizada por músicos cercanos a los socialistas que, con un estilo próximo al rock catalán, encadena varios valores progresistas en los que 'siguen creyendo' y frases originales de discursos de Montilla.

Otros 'dos o tres grupos más' están preparando más canciones de apoyo al candidato socialista, según avanza Collboni, quien también explica que otros grupos de profesionales, como el de los publicistas, han ofrecido su colaboración. Aún no saben en qué se concretará esta, pero una idea es organizar una recogida de propuestas para eslóganes de entre simpatizantes del PSC.

Estas iniciativas se combinarán con otras acciones para conseguir un contacto directo con el electorado que variarán según el municipio y que irán desde el puerta a puerta al contacto telefónico o las actividades en la calle. Sin ir más lejos, decenas de secciones locales de los socialistas organizaron la semana pasada la segunda edición del Dissabte Roig (Sábado Rojo) del PSC, instalando 230 tenderetes informativos por toda Catalunya que tuvo como resultado la consecución de 8.082 nuevos afiliados y el diálogo con centenares de ciudadanos.

'Sabíamos que la campaña sería larga', reconoce Collboni, y por ese motivo los socialistas organizan todas estas actividades paralelamente a la actividad política habitual, para 'implicar y mantener tensionado al electorado'. Como admiten desde el PSC, sobre todo después de las últimas encuestas, uno de sus enemigos en los próximos comicios será la abstención y por eso quieren acercarse de nuevo a aquellos que se han alejado de la política.