Público
Público

Mas amenaza al Tripartito con anular algunas de sus decisiones

El candidato acusa al Ejecutivo de practicar una política de "tierra quemada"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Las fuerzas del Tripartito han repetido una y otra vez en las últimas semanas que las legislaturas duran cuatro años y que su servicio a los ciudadanos pasa por cumplir la legalidad y tomar decisiones hasta el último momento. Desde CiU lo ven de distinta forma. Tras repetidas acusaciones de que las políticas emprendidas en los últimos días son 'electoralismo', su candidato a la presidencia de la Generalitat, Artur Mas, avisó ayer de que no descarta revocar algunas de estas medidas adoptadas in extremis.

Así lo dijo el aspirante convergente allí donde más cómodo está: en un desayuno con cerca de 220 empresarios organizado por la patronal Pimec. Mas explicó que revisará las iniciativas aprobadas 'a última hora, deprisa y corriendo, sin una base jurídica sólida', a las que denominó 'políticas de tierra quemada'. Aunque no precisó a qué medidas se refiere, sí manifestó que son políticas que legarán al futuro Ejecutivo una carga económica que supondrá un 'problema'.

El líder de CiU denuncia políticas hechas 'corriendo y sin base jurídica'

El candidato de CiU, con clara ventaja en los sondeos, señaló que no tiene intención de frenar o alterar aquellas políticas del actual Govern que estén 'bien orientadas', y recalcó que aquellos compromisos económicos que a pesar de no gustar a CiU sean firmes y de obligado cumplimiento serán respetados para no 'dejar colgado a nadie'.

Las palabras de Mas representan uno de los escasísimos reproches que ha dedicado en los últimos días a José Montilla, candidato del PSC, con quien está manteniendo una calculada distancia. Esta misma semana, en el lanzamiento de su campaña, el candidato de CiU se felicitó por haber mantenido un tono 'constructivo' y anunció que no caerá en las 'provocaciones' de sus adversarios. Desde CiU mantienen que esta campaña en positivo les acerca a una ciudadanía 'que ya tiene demasiados problemas' y no niegan que eso les ayuda a desmovilizar a sectores que tradicionalmente han apoyado al PSC.

Montilla ha lanzado recientemente el plan de ayuda a jóvenes parados

La protesta de Mas ante las políticas del Govern de PSC, ERC e ICV-EUiA llegan sólo diez días después del lanzamiento del plan Suma't con que el Govern pretende ayudar al colectivo de menores de 25 años que ni estudia ni trabaja, los llamados ni-nis.

Este proyecto da una formación y unas prácticas en empresas a 5.000 personas en esta situación con un coste para las arcas públicas de 19,9 millones de euros.

Esta medida fue criticada por distintos partidos poco después de que otra decisión del Govern suscitara también duros reproches por parte de CiU: la emisión de bonos de deuda pública que el próximo ejecutivo devolver con un interés del 7,75%.

El candidato de la federación nacionalista ya criticó entonces que la medida hipoteca al futuro Govern, pero la aceptó con resignación.