Público
Público

Más drogas y menos alcohol entre los conductores españoles

La probabilidad de dar con un conductor que ha consumido drogas en España es ya mayor que la de conductores con ebrios, según un estudio

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Las políticas contra el consumo de alcohol en los conductores realizadas los últimos años han dado su fruto, hasta el punto de que la probabilidad de dar con un conductor que ha consumido drogas en España es ya mayor que la probabilidad de conducción tras el consumo de alcohol, según el estudio DRUID (Driving Under Influence of alcohol and Drugs), promovido por la Comisión Europea en el que ha participado la DGT.

El estudio tiene como objetivos principales profundizar en el conocimiento del problema del consumo de alcohol, otras drogas y medicamentos en los conductores, revisar las posibilidades de intervención y armonizar las actuaciones en el marco europeo de la Unión. En España, el estudio se llevó a cabo entre septiembre de 2008 y agosto de 2009. En total, 3.407 conductores fueron incluidos en el trabajo de campo.

Entre las principales conclusiones del estudio destaca que 'conducir después del consumo de sustancias psicoactivas es un hecho frecuente en España', alcanzando el 16,9% de los conductores españoles. De ese total, un 4,6% sólo había consumido alcohol, mientras que el 11% había tomado otras drogas (como cannabis o cocaína) que pueden afectar la capacidad para conducir y el porcentaje restante, algún tipo de medicamento.

En este sentido, los autores del estudio destacan que las drogas en su conjunto han superado al alcohol en el ranking de las sustancias ilegales de las que más abusan los conductores españoles y lo atribuyen al hecho de que, a diferencia del alcohol, en España 'no ha habido hasta el momento política disuasoria en el ámbito de las drogas de abuso en la conducción', siendo las primeras pruebas a nivel nacional las realizadas para el estudio DRUID.

Si se tiene en cuanta cada sustancia, el alcohol se encontró en una cantidad superior a 0,05 mg/l de alcohol en aire espirado -- a partir de 0,25 mg/l es ilegal para los conductores experimentados y de 0,15 mg/l para nóveles y profesionales-- en el 6,7% de los conductores (sólo en el 4,6% y combinado con otras sustancias en el 2%). Mientras el cannabis se encontró en el 6,5% de los conductores (porcentaje que aumenta hasta el 7,69% combinado con otra sustancia) y la cocaína, en el 1,6%.

El consumo de cannabis es especialmente elevado entre los conductores más jóvenes. El 15,11% de los conductores de entre 18 y 24 años y el 9,35% de los conductores entre 25 y 34 años dieron positivo en los controles practicados en carreteras y vías urbanas para el estudio. Estos datos concuerda con el de conductores fallecidos en accidentes de tráfico. Según datos de 2010, en el 12,5% de los fallecidos en accidente de tráfico se detectó alguna droga y en un 8,3% psicofármacos.