Público
Público

Mas fuerza a Montilla a pactar con ERC la réplica al Constitucional

CiU dice que no presentará hoy una propuesta propia y que votará la del Govern

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El ajedrez parlamentario se saldó ayer con un movimiento de CiU que deja en jaque a José Montilla. La única salida posible del president ante el gesto de Artur Mas pasará por su capacidad para lograr un pacto con ERC que ayer parecía poco probable.

El candidato convergente a las próximas elecciones decidió cambiar de estrategia tras varios días advirtiendo al Govern de que sólo accederían a firmar una resolución unitaria en el Parlament de rechazo al Tribunal Constitucional (TC) si se cumplían las condiciones fijadas por CiU. Ayer, la federación nacionalista dio marcha atrás y garantizó que dará su apoyo al texto que presente el Govern. 'Propongan una resolución y nosotros la votaremos sin condiciones', manifestó Mas en la sesión de control del Parlament.

En este nuevo escenario, Mas ya no aspira a que la resolución incluya el lema de la manifestación del sábado en Barcelona 'Somos una nación. Nosotros decidimos' y ayer rebajó la exigencia a puro deseo. 'Nos gustaría que estuviese, pero no es una condición', aclaró Mas. Asimismo, CiU desatendió las reiteradas peticiones hechas desde el Govern para que cada partido acuda a la reunión de líderes prevista para esta tarde con un documento con las propuestas que habría que llevar al Congreso.

CiU consigue así evitar las críticas ante una posible falta de acuerdo que ya recibió esta semana, después de que Mas el domingo, Duran el lunes, y Mas de nuevo el martes fueran elevando el listón de sus condiciones para firmar un pacto unitario en la respuesta al TC. Y, simultáneamente, lleva al PSC a una situación que ha querido evitar con uñas y dientes: tener que pactar la resolución con una ERC reforzada por la manifestación del sábado y el disgusto general con el TC.

En efecto, Joan Puigcercós no mostró ayer en el Parlament un perfil que permita a Montilla ser optimista a la hora de obtener un acuerdo. Durante su intervención, Puigcercós fue muy claro: 'Presidente, creo que no es necesario que vaya a Madrid a ver al señor Zapatero, ahórrese el billete. No hay diálogo, lo han roto ellos'. Y su pregunta al president terminó con una explícita declaración de intenciones: 'Después de la manifestación abrimos una transición hacia la independencia. Nos acompañarán los federalistas y los autonomistas, pero da la impresión de que muchas puertas se han cerrado para usted'.

Fuentes de la formación republicana explicaban que no quieren volver a 'la táctica convergente del pájaro en mano' y que ahora se trata de 'dar pasos hacia la independencia'. Aun así, dentro de ERC había quien creía que pueden apoyar la resolución que presente el PSC. 'A corto plazo podemos ponernos de acuerdo, el problema llega a largo plazo', explicaban.

El cuarto actor del enredo no es otro que el PSOE. A pesar de que en el PSC sostienen que 'la predisposición es buena', saben que no pueden presentar en el Congreso reclamaciones que sean vistas como inasumibles. Y si eso ocurriera, difícilmente podrían culpar a CiU de ello.

El texto. Sin función constitucional

El informe hecho público por los expertos a petición del Govern sostiene que la sentencia del TC 'debilita significativamente la función constitucional del Estatut'. Además, lamenta que el TC 'no aplica su doctrina sobre el principio de deferencia hacia el legislador' ni concede un 'plus de legitimidad que deriva del procedimiento de elaboración y aprobación'.

Educación. El catalán como lengua vehicular no corre peligro

El mismo documento afirma que la sentencia no supone una amenaza para el actual modelo de inmersión lingüística. 'El TC permite que la Generalitat determine una mayor presencia de la lengua catalana como lengua vehicular', afirman.