Público
Público

Mas gana sin mayoría tras el castigo de los electores al Tripartito

CiU necesitará de acuerdos para gobernar en mayoría. Montilla abandonará el liderazgo del PSC en el próximo congreso

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los electores han decidido volver la cara al Tripartito y a José Montilla, hasta ahora president de la Generalitat, aupando a CiU al Gobierno regional y dando una mayor representación a la derecha.

Los datos oficiales, escrutado casi el 100%, dan a CiU la victoria con 62 escaños, frente a los 28 del PSC. El PP pasa a ser la tercera fuerza más votada con 18 escaños, seguida de ICV-EUiA, con 10; de ERC, con 10 escaños, Ciutatans con 3 y Solidaritat Catalana per la Independència con 4 escaños. La participación se sitúa en un 59%, superando en casi cuatro puntos la de 2006.

El PP se convierte en la tercera fuerza política de la región

Antes de comenzar a conocer estos primeros resultados oficiales, en el PSC han dado por bueno el sondeo en el que se les dejaba con tan solo entre 24 y 27 escaños y que dejaba a CiU rozando la mayoría absoluta.

Se trata de un ascenso evidente y claro de la derecha en Catalunya frente a los partidos de izquierdas que formaron el ya extinto Tripartito, formado por PSC, ERC e ICV-EUiA.

Llama la atención la entrada del ex presidente del Barcelona y líder de Solidaritat Catalana per la Independència, Joan Laporta, en el Parlament. Laporta ha logrado que su partido, de apenas cuatro meses de vida, tenga 4 escaños, en parte debido a la circunscripción de Barcelona, donde la formación independentista ha obtenido tres escaños. 

La derrota del PSC, el peor resultado histórico de la formación, trasciende las fronteras catalanas. Es un mensaje hacia el Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero que podría tener una resonancia mayor en mayo de 2011, en las elecciones municipales y autonómicas.

La crisis y el Estatut pasan factura al PSC y a Montilla

Zapatero apostó fuerte por Catalunya en 2008, cuando proclamó a Carme Chacón como número uno de Barcelona por el PSOE. Esta apuesta fortaleció al partido en la región, donde el PSOE obtuvo los escaños que perdió en el resto del país. Fue, en parte, gracias a Catalunya por lo que Zapatero revalidó su mandato. En estas elecciones, el presidente ha querido repetir un efecto similar, pero no lo ha logrado. Por esa razón envió como número dos de Montilla a quien fuera su ministro de Trabajo, Celestino Corbacho, una figura de calado en Catalunya tras su etapa como alcalde de L'Hospitalet de Llobregat.

Sin embargo, Catalunya le ha dado la espalda tras el descontento por la sentencia del Tribunal Constitucional sobre el Estatut, en la que se amputaba parte de su articulado tras los recursos del PP y de varias comunidades autónomas, así como del Defensor del Pueblo. La crisis económica ha ayudado al descontento social y a que la población haya dado la espalda al PSOE.

El Tripartito tampoco ha resultado como se esperaba y hasta los propios protagonistas del pacto político han terminado renegando de él. Montilla, poco antes de las elecciones negó una futura reedición del Tripartito. También dijo que no se presentaría de nuevo como candidato.

Ahora, tras el batacazo electoral, ha anunciado que tampoco se presentará a la reelección como secretario general del PSC en el próximo congreso, previsto para después de las municipales. 

Desde el PSC, Miquel Iceta ha reconocido antes de conocer los resultados oficiales que todo apuntaba a una 'amplia victoria de CiU' y a un resultado 'muy inferior' a las expectativas que tenían los socialistas catalanes. Al final, los malos augurios para los socialistas se han confirmado.

Al poco de conocer el sondeo de TV3, en el PSOE reconocían la derrota electoral

También ha adelantado cuál será la estrategia que tendrá el PSC en la oposición: 'Colaborar responsablemente en el combate de la crisis'.

Lo ha dicho en una tensa y accidentada comparecencia ante los medios de comunicación desde la sede central del PSC, después de que un hombre cuya identidad se desconoce y que se encontraba entre el público en la sala Ernest Lluch lanzase un huevo en la frente del portavoz socialista.

Desde la Ejecutiva Federal del PSOE, su secretario general, Marcelino Iglesias, ha reconocido la 'parte de responsabilidad' del PSOE y ha compartido 'la derrota' con los socialistas catalanes. Iglesias, sin embargo, considera que Catalunya 'sigue siendo progresista'.

CiU se ha proclamado vencedor de las elecciones de boca de su portavoz en el Congreso de los Diputados, Durán i Lleida. 'CiU ha ganado las elecciones', ha dicho el diputado, que ha señalado a la 'crisis económica' y a la 'apatía de los ciudadanos por los políticos' como elementos claves para el vuelco electoral, movido por la 'gran participación' con respecto al año 2006.

Después, y presentado por el propio Durán, ha sido el futuro president de la Generalitat, Artur Mas quien se ha dirigido a los miles de militantes que le aclamaban. 'Quiero agradecer también al pueblo su gran sentir de responsabilidad, porque se preveía una participación baja pero ha sido francamente alta', ha señalado Mas, quien ha felicitado a la ciudadanía por haber mostrado 'un gran sentido de la responsabilidad ante situaciones difíciles como las que se están viviendo'.

Asimismo, ha explicado que recibe esta victoria con humildad, responsabilidad y esperanza. 'No somos salvadores de Catalunya', ha mantenido, 'pero somos responsables con la difícil realidad del país' y ha convocado a toda la ciudadanía a la 'movilización' y a la 'ayuda de todos, de los que hemos ganado y de los que no', con el objetivo de 'levantar a Catalunya entre todos'.

Por su parte, el director de campaña de CiU, David Madí, ha anunciado que CiU ha obtenido una 'victoria histórica' que pone 'punto y final' al Tripartito. Según Madí, CiU ha ganado 'ampliamente' en todas las provincias catalanas. 

Iglesias asegura, pese a la derrota, que Catalunya 'sigue siendo progresista'

Desde el PP, María Dolores de Cospedal, ha felicitado a la presidenta del PPC, Alicia Sánchez- Camacho, y ha agradecido a la ciudadanía el apoyo con el que han respaldado a la candidata conservadora. 

La candidata del PP ha logrado el mejor resultado del partido en toda su historia, superando los 17 escaños que logró Vidal Quadras.

La propia Sánchez-Camacho ha reconocido el hito de haber logrado 'un resultado histórico' y ha asegurado que se debe al deseo de 'cambio' que quería la ciudadanía. La conservadora ha rechazado realizar, 'por ahora', ningún tipo de pacto.

UPyD, el partido que dirige Rosa Díez, no ha logrado representación parlamentaria tras finalizar el escrutinio. Sin embargo, el fracaso del partido de Díez en Catalunya va más allá. El Partido Pirata de Catalunya ha superado a la formación españolista por más de 1.000 votos. 

En concreto, UPyD se ha quedado en 5.000 votos por los más de 6.400 que ha logrado el Partido Pirata de Catalunya. 

DISPLAY CONNECTORS, SL.