Público
Público

"Un poco más de humanidad, Sánchez-Camacho"

Un inmigrante senegalés reprocha a la candidata del PP en Catalunya su "intensa mano dura" contra la inmigración

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Un inmigrante senegalés ha interrumpido este miércoles el paseo que la presidenta del PP de Catalunya, Alicia Sánchez-Camacho, realizaba por Viladecans para reprocharle su 'intensa mano dura' contra la inmigración.

Mientras la candidata del PP a la Presidencia de la Generalitat iba a visitar un mercadillo ambulante en Viladecans, Birane, de treinta años y residente en Viladecans desde hace tres, se ha acercado a Camacho para departir con ella sobre inmigración.

Birane sí ha agradecido a Camacho que 'sea la única candidata' a las elecciones catalanas que ponga sobre la mesa el debate sobre la inmigración, aunque acto seguido le ha reprochado la dureza de algunas de sus propuestas.

'Los inmigrantes no son irregulares porque quieren', le ha reprochado

Le ha recordado que los inmigrantes en situación ilegal en Catalunya 'no son irregulares porque quieren', sino que solo intentan ganarse la vida dignamente, a lo que la dirigente popular ha respondido que lo que su partido quiere evitar no es que puedan vivir dignamente, sino que entren de forma irregular.

'Queremos que lleguen con contrato de trabajo para que puedan ganarse la vida', ha respondido Camacho, que ha emplazado a su contertulio a quedar un día para desayunar y profundizar en el debate.

Después, en conversación con los periodistas, Birane ha explicado que actualmente está sin trabajo, por lo que cargaba con una bolsa repleta de currículums para repartir en la localidad.

Birane se ha mostrado crítico con algunas tesis del PP que les han costado críticas de xenofobia por parte del resto de formacones catalanas, y ha pedido 'un poco más de humanidad' a Camacho.

La candidata del PP también ha tenido que explicarse ante los medios sobre el juego xenófobo en el que una caricatura de Sánchez-Camacho resolvía 'problemas' como la inmigración ilegal a base de disparar bombillas. 

'Es un error técnico que se supera, sin más consideración'

'Nosotros dimos la autorización a los iconos iniciales, que estaban correctos. Pero hubo un desajuste técnico en el desarrollo de los iconos', ha aseverado la conservadora. 'El icono inicial sí era el que correspondía a mafias ilegales. Lo que ha habido es un desarrollo incorrecto de ese icono, una vez estaban aprobados. Lo que hay es el ajuste de ese icono', insistía.

Sánchez-Camacho ha tratado de restarle importancia al asunto asegurando que 'es un error técnico que se supera, sin más consideraciones'.