Público
Público

Los más jóvenes coquetean con el PP

En las elecciones generales del 20-N participarán 1,5 millones de nuevos votantes. Según los expertos, el colectivo entre 18 y 24 años será determinante

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Poco más de un millón y medio de jóvenes votarán el 20 de noviembre por primera vez. Este colectivo se erigió en protagonista absoluto para la victoria de Zapatero en 2004. ¿Desempeñará un papel parecido en 2011? La edad es, según los expertos, uno de los factores que influye en el cambio de actitud de los electores al depositar su voto. Así ocurrió en 2004, pero también en 1996. En ambos casos, se produjo un cambio de ciclo político.

'Baja participación, radicalismo e izquierdismo' son los tres rasgos que caracterizan el voto juvenil, explica el profesor de sociología de la UNED Juan José González en Tres décadas de cambio social en España. Sin embargo, ese perfil ideológicamente de izquierdas parece difuminarse de cara a los próximos comicios. Un escenario que ha llevado al PSOE y a otras formaciones de izquierdas a redoblar esfuerzos para recuperar a sus potenciales electores. Tanto en el discurso, donde la creación de empleo juvenil ha ganado peso, como en las formas de acercarse a los ciudadanos, con internet como herramienta estrella.

El 32% de los jóvenes entre 18 y 24 años apostaba en julio por el PP y el 20%, por el PSOE

'Los votantes jóvenes marcarán un poco la tendencia', señala el director general del Instituto de la Juventud (Injuve), Gabriel Alconchel. Como sociólogo, pone de relieve que este colectivo es cuantitativamente pequeño. Según el Instituto Nacional de Estadística (INE), están llamados a las urnas en noviembre 35,7 millones de ciudadanos. Y los jóvenes representan poco más del 4%. Sin embargo, remarca Alconchel, 'cualitativamente va a ser una fuerza determinante'. En una situación de crisis como la actual, 'los jóvenes van a posicionarse. Y aunque suelen situarse a la izquierda, la clave en 2011 está en si lo harán por el PSOE o por otra fuerza de izquierdas'. En estos días están en proceso de recogida de avales para participar en estos comicios formaciones como Equo o Izquierda Anticapitalista, que compiten por el espacio político con formaciones consolidadas como IU, ICV y PSOE.

El barómetro político del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) realizado el pasado julio pone de manifiesto que los conservadores ganan entre el colectivo de jóvenes entre 18 y 24 años. Un 32,1% de los consultados de esa edad declararon que votarían al PP de celebrarse elecciones, frente a un 20,1% que optaría por el PSOE. Estos 12 puntos de diferencia se estrechan hasta siete décimas en el siguiente grupo de edad, los jóvenes entre 25 y 34 años.

En los últimos tres meses, este colectivo se ha desplazado hacia la derecha ideológica

Sin embargo, otros indicadores aportados por el CIS, conceden ventaja a los socialistas. Los jóvenes consideran a su candidato, Alfredo Pérez Rubalcaba, más eficaz, dialogante, honesto y con más capacidad de negociación, entre otros aspectos. Así, el 35% cree que Rubalcaba sería mejor presidente del Gobierno, frente al 30,8% que preferiría a Rajoy.

Por otro lado, a medida que el 20-Nse aproxima, los jóvenes parecen desplazarse ideológicamente hacia la derecha. Mientras en julio el 11,5% de los encuestados entre los 18 y los 24 años, se situaron en la extrema izquierda de la escala ideológica (siendo 1 extrema izquierda y 10 extrema derecha), el pasado septiembre lo hicieron el 5,5%, según el CIS. La media ideológica de este colectivo pasó del 4,69 a 4,77, lejos aún del 4,91 del conjunto de los españoles.

La tendencia de voto favorable al PP entre los jóvenes es incuestionable, sin embargo hay matices a tener en cuenta. Según explica la directora del Laboratorio de la Fundación Alternativas y miembro del Comité Electoral del PSOE, Belén Barreiro, 'hay un sector de la población joven que se identifica con el 15-M que es muy de izquierdas, aunque con tendencia a la abstención o a votar a partidos minoritarios'. La cuestión, añade, es si ese colectivo decide votar al partido tradicional o no. Los cierto es que, viendo los datos del último barómetro del CIS, el resultado es favorable a los socialistas entre los colectivos de 45 años en adelante. También es reseñable el porcentaje de encuestados entre los más jóvenes que manifestaron en julio que se abstendrían, el 11,5%, y los indecisos, el 10,3%. Más allá de la intención de voto directa, recuerda Barreiro, los jóvenes se identifican con etiquetas que no se corresponden con el perfil del votante conservador.

Gabriel Alcochel: 'Quien quiera el voto joven tendrá que hablar de futuro y no de pasado'

En línea con el candidato del PSOE, que dijo no estar dispuesto a 'dejarse ganar', el secretario general de Juventudes Socialistas (JSE), Sergio Gutiérrez, aboga por dar la batalla. 'Volvemos a tener una generación que demanda política, posiblemente otra política'. En este sentido, defiende la celebración de debates en las universidades, como una vía para confrontar ideas políticas. 'Hemos detectado que, a raíz del Movimiento 15-M que en gran medida surge en las universidades, están pidiendo que se organicen encuentros' para discutir sobre el futuro de la economía, los servicios públicos, la política educativa...

La influencia del 15-M también es puesta de relieve por el director general del Injuve. Alconchel sostiene que el movimiento ciudadano ha transformado a los jóvenes en una especie de 'líderes de opinión' a los que se quieren atraer las formaciones políticas. Y esta es una novedad respecto a anteriores comicios. 'En esta ocasión, los jóvenes dan más valor a su voto y en parte es consecuencia del 15-M'. Como conclusión, este sociólogo y periodista lanza un aviso: 'Quien quiera el voto joven va a tener que hablar de futuro y no de pasado'.