Público
Público

Más de mil intelectuales firman un manifiesto por el pensamiento crítico

Alertan sobre las intenciones de "la amalgama ideológica liberal-conservadora" que pretende "relegar el pensamiento crítico al ostracismo"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Bajo el título 'Críticos y Ciudadanos', más de 1.000 científicos y universitarios de 45 universidades públicas españolas y de diversos organismos públicos han suscrito un manifiesto en el que reivindican 'el pensamiento crítico en el espacio público'.

El texto será defendido este miércoles a las 18.30 horas en un acto público que se celebrará en el Salón de Actos de la sede del CSIC, situada en el número 117 de la madrileña calle Serrano. Seis serán los ponentes, entre los que se encuentran Federico Mayor Zaragoza, ex ministro de Educación y Ciencia, y el filósofo Manuel Reyes Mate, encargados de respaldar el manifiesto.

El escrito alerta sobre las intenciones de 'la amalgama ideológica liberal-conservadora' que pretende 'relegar el pensamiento crítico al ostracismo, a la inhibición y a la autocensura, abriendo dudas sobre la función social de los intelectuales'. 

'La actividad investigadora no puede permanecer encerrada en una torre de marfil'

Estas voces, según explica el manifiesto, han surgido 'en las últimas semanas ante los acontecimientos económicos, políticos y sociales de nuestro país' para poner 'en cuestión el papel de los intelectuales en la vida pública española'. 

'Estamos asistiendo a duros ataques y agresivas campañas de desprestigio', asegura el texto, 'por el mero hecho de adoptar posiciones críticas con determinados poderes en debates sobre nuestro modelo político, económico, institucional o judicial'. 

El manifiesto se muestra muy molesto con 'la decepcionante respuesta política y judicial ante el clamor de las víctimas del franquismo' y acusa 'el creciente cuestionamiento de la versión oficial de la transición a la democracia', que ha 'acentuado aún más la campaña de acoso ante cualquier pensamiento crítico'.

Los firmantes también reconocen que 'los hombres y mujeres de la ciencia' se han 'instalado en una neutra eficiencia profesional' y que han olvidado su 'ineludible responsabilidad social'. Por ello, pide luchar contra este hecho asegurando que 'la actividad investigadora no puede permanecer encerrada en una torre de marfil' y abogando por 'mirar más allá del propio microscopio'. 

'Nuestra condición intelectual y ética nos exige estar presentes en los debates públicos', continúa el manifiesto, 'venciendo al miedo con la palabra'. Por esta razón, los firmantes afirman su 'voluntad de actuar también como conciencia crítica ante el discurso dominante'.