Público
Público

Mas opta por la centralidad para achicar espacio al PSC

La oferta de pacto a PSOE y PP busca reflotar "la CiU de las mejores épocas"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

'El objetivo es presentarse ante el electorado como la CiU de las mejores épocas. Y si, de paso, conseguimos que el PSOE y el PP se entiendan contra la crisis, mejor'. Este es el análisis que, de forma amplia, comparten el entorno de Artur Mas y otros dirigentes de la federación nacionalista ante sus últimos movimientos. Y la CiU de las 'mejores épocas' es la que era capaz de tejer consensos en Madrid y tener influencia decisiva en las política económica de España.

El ofrecimiento de CiU para hacer de 'rótula' entre Zapatero y Rajoy también se explica, en esta ocasión, en clave catalana. Hasta ahora, Artur Mas había ordenado a su portavoz en Madrid, Josep Antoni Duran Lleida, a mantener una posición 'de espectador' en la política española, influyendo hasta donde pudiera pero sin implicarse a fondo, tal y como le agradaría al líder de Unió. Mientras esté en la oposición en Catalunya, CDC no quiere noviazgos en Madrid. Y menos 'abrazarse a un muerto' como el Gobierno del PSOE.

Pero, a nueve meses de las elecciones autonómicas, la intensa campaña que el PSC está desplegando para ocupar el espacio central de la política catalana aconsejaba a los nacionalistas un golpe de efecto que achicase espacios.

José Montilla intenta aumentar por el centro sus apoyos (los socialistas catalanes presiden el Govern sólo con 37 de 135 diputados) para reducir la ventaja de CiU, a la que los sondeos sitúan por delante pero lejos de la mayoría absoluta.

El PSC hace cada día gestos para desmarcarse del tripartito (de los 'extremismos' de ERC e ICV) y ha lanzado anuncios con el lema Tiempos difíciles, president Montilla para consolidar la imagen de rigor de su líder, cuyo Govern fue el primero del Estado en tomar, en abril de 2008, medidas contra una crisis que se ceba con el tejido industrial catalán.

Artur Mas insistió ayer, en la Cadena COPE, en que su oferta no era para 'salvar' a ningún gobierno, sino a la economía, y para hacerlo desde el consenso. De ahí que se reuniera Duran con Rajoy pese a que, aseguran, sigue siendo más lo que les separa que lo que les une.

Aunque la propuesta parece, más tras la reunión de ayer, abocada al fracaso, CiU, que ha moderado también su tono soberanista en Catalunya, ha conseguido aparecer esta semana como protagonista económica. Lo ha hecho, además, desde una posición 'equidistante' entre socialistas y populares, que, aseguran, les garantiza 'no pagar peaje'.