Público
Público

Más proximidad entre electores y elegidos

 Rubalcaba plantea una reforma para permitir listas desbloqueadas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

 Desbloqueadas, que no abiertas. El candidato socialista a la presidencia, Alfredo Pérez Rubalcaba, abogó ayer por una reforma electoral que permita que las candidaturas al Congreso figuren en listas desbloqueadas, de manera que los electores sean libres de optar por uno u otro nombre, modificando el orden fijado por cada partido, aunque sin poder elegir entre candidatos de diferentes partidos, esencia del modelo de listas abiertas.

El objetivo de esta iniciativa es doble. Concede a los ciudadanos más poder de decisión en las urnas y, al mismo tiempo, obliga a los partidos a ser más cuidadosos al seleccionar los nombres que integran sus listas. Con esta fórmula en vigor –no es mas que una propuesta–, cualquier candidato quedaría desautorizado si los electores deciden castigarlo rechazando repetidamente su nombre, por más que lo apoye su partido.

En cuanto a la materialización de esta idea, fuentes de la dirección socialista admitieron que aún “requiere trabajo y desarrollo”. El PSOE se propone estudiar de momento los modelos vigentes en el entorno europeo –donde sólo España, Portugal e Italia mantienen el sistema de listas cerradas y bloqueadas– para redactar la letra pequeña de la propuesta. Por ejemplo, está por definir cuántas preferencias podrá marcar como máximo cada votante en una papeleta o la cantidad de votos que debería recibir un candidato para escalar en la lista preestablecida por su partido, que los ciudadanos siempre podrán aceptar tal cual la elaboran los partidos, como ocurre, por cierto, mayoritariamente, en los países que aplican esta fórmula desbloqueada.

Su aplicación dista de ser inminente. La reforma planteada por el candidato Rubal-caba exigiría un cambio en la Ley Orgánica del Régimen Electoral General (LOREG), que requiere una mayoría absoluta del Parlamento para ser aprobada.

Esta reforma fue la propuesta estrella en materia de regeneración democrática al término de una larga reflexión a puerta cerrada en la que el aspirante socialista a la Moncloa hizo suyo un tímido reflejo de algunas reivindicaciones surgidas el 15-M.

Su impronta, aunque sólo en su esqueleto, tiñó parte de la discusión que los socialistas celebraron bajo el epígrafe genérico de Democracia, para aunar iniciativas que promuevan un sistema más participativo y mayor cercanía entre electores y elegidos, barniz aplicado sólo en su primera capa, que habrá de secar despuésen el programa electoral.En esta línea, el candidato socialista propuso a su partido la creación de una nueva ciscunscripción electoral para que los españoles residentes en el exterior tengan su propia representación en el Senado, en principio con cuatro escaños. Sin modificación alguna, los emigrantes españoles seguirían votando como ahora en sus respectivas provincias de origen alCongreso.

Entre las propuestas sometidas a debate por los socialistas, figuran otras fórmulas de mejora participativa. Daniel Fernández, diputado por Barcelona y uno de los ponentes en la mesa que abordó la reforma electoral, apuntó el resto de recetas manejadas. Reformar “de verdad” el Senado es una de ellas. “Si no se ha hecho aún es porque el PP no ha querido”, lamentó. Agilizar la casi imposible tarea de llevar al éxito una Iniciativa Legislativa Popular (ILP), para la que se requieren 500.000 firmas, es otra de las propuestas.

El deseo del PSOE es hacer este canal de implicación ciudadana “más amplio, más flexible y más participativo”, según resumió Fernández, “y que los ciudadanos puedan defender en la tribuna del Parlamento su propuesta”, opción vetada ahora. Además, los socialistas contemplaron la posibilidad de convertir la Comisión de Peticiones del Congreso –que estudia iniciativas llegadas de los parlamentos autonómicos– en “una comisión de participación democrática ciudadana.

EL VOTANTE ORDENA LA LISTA

El PSOE propone listas desbloqueadas. Permiten a los ciudadanos mostrar su preferencia por uno u otro candidato en la lista y optar por él, haciendo que suba en el puesto asignado por su formación.

CONGRESO MÁS ABIERTO

Agilizar las Iniciativas Legislativas Populares permitiendo a los ciudadanos defenderlas en las Cortes fue otra propuesta planteada.

ESCAÑOS PARA INMIGRANTES

El PSOE debatió la creación de una circunscripción del exterior en la que los emigrantes españoles puedan elegir cuatro representantes en el Senado.