Público
Público

Mas rechaza subir impuestos para aliviar el recorte de gasto

El president replica a Salgado y dice que Catalunya lidera el ajuste autonómico

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El president de la Generalitat de Catalunya, Artur Mas, rechazó este viernes categóricamente la idea de aumentar impuestos para obtener más ingresos y evitar un mayor recorte del gasto público, según sugirió el jueves la vicepresidenta económica, Elena Salgado. Mas replicó que ninguna otra comunidad autónoma superará a Catalunya en 'sacrificios' y aseguró que la reducción del gasto no superará el 10%. 'La receta no es aumentar los impuestos, que en Catalunya son más altos que otros territorios del Estado', subrayó.

La idea de subir los ingresos mediante el incremento de los impuestos que dependen de la Administración catalana fue matizada este viernes por el número dos del Gobierno, Alfredo Pérez Rubalcaba, que intervino para arbitrar en la espinosa esgrima. El vicepresidente opinó que la argumentación de Salgado fue 'sensata' y que 'en ningún caso dijo a Catalunya lo que tenía que hacer'. Rubalcaba calificó de 'pertinente' la alusión de Salgado. 'Si hay un desajuste entre ingresos y gastos, se puede bajar unos y subir otros', afirmó. El portavoz del Gobierno reiteró que 'es una respuesta de manual, pero Catalunya tiene un gobierno responsable y autonomía' para decidir.

Mas: 'Para crear puestos de trabajo, el buen camino no es subir impuestos'

Artur Mas se declaró 'sorprendido' por las palabras de Elena Salgado y recordó que en 2010 el anterior gobierno de la Generalitat ya subió 'casi todos los impuestos'. El president subrayó que Catalunya tiene 'el IRPF más alto del Estado español', aplica el 'céntimo sanitario' sobre la gasolina y presenta unos niveles impositivos superiores a otras comunidades autónomas.

No obstante, Mas negó sentirse ofendido por Salgado y tampoco consideró su alusión como una 'injerencia' política en los asuntos de la Generalitat, aunque enfatizó su discrepancia. 'Para crear nuevos puestos de trabajo, el buen camino no es subir impuestos, más bien al contrario', dijo. El president defendió la moderación fiscal pese a reconocer que no es un buen momento para rebajar la presión impositiva, con la salvedad del impuesto de sucesiones, que el Govern insiste en suprimir.

Rubalcaba dice que la vicepresidenta sólo planteó una idea

El PSC intervino en la controversia para cargar de nuevo sobre esta polémica decisión, que afecta a 529 grandes contribuyentes y supone una partida anual de 350 a 400 millones, tras la exención aplicada ya por el Tripartito. El propio conseller de Economia, Andreu Mas-Colell, reconoció el miércoles en el Parlament su incomodidad intelectual con la medida, que sin embargo defendió para evitar la 'deslocalización' de dicho capital hacia otras comunidades .

'No entendemos que un gobierno pueda mirar a la cara de los usuarios de la sanidad pública y decirles que deberán esperar mucho más [para ser atendidos], mientras al mismo tiempo dice que eliminará un impuesto que afecta al 6% más favorecido de la sociedad', afirmó el vicesecretario primero y portavoz del PSC, Miquel Iceta. Los ecosocialistas de Joan Herrera (ICV) también han hecho bandera del caso. En el ámbito sindical, Joan Carles Gallego, secretario de CCOO de Catalunya, reclamó recuperar el impuesto del patrimonio a nivel estatal y mantener el impuesto sucesorio en Catalunya. UGT también ha denunciado el recorte de ayudas y la polémica supresión del citado impuesto.