Público
Público

Mas se ve capaz de bajar el paro a la mitad antes de 2014

El líder de CiU protagoniza un acto donde muestra su sintonía con los empresarios

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

No fue una promesa. Admitió que el Govern, en solitario, no lo conseguirá. Tampoco detalló las fórmulas para conseguirlo ni se refirió a las limitadas competencias que tiene la Generalitat en materia de trabajo y, por tanto, de lucha contra el paro. A pesar de todo, Artur Mas se marcó ayer como gran objetivo de la próxima legislatura reducir el paro a la mitad: del 18% actual a 'un solo dígito'.

Un auditorio entregado de empresarios y dirigentes de CiU escuchó al presidenciable de la federación desgranar su programa económico, a lomos del cual aspira a llegar, en su tercer intento, a la Generalitat. Mas tiró de libreto para repetir, en el Cercle Financer de La Caixa, cuáles serán sus prioridades en esta materia: moderación fiscal, adelgazamiento de la Administración, impulso de la concesión de créditos, reformas estructurales, incremento de la competitividad y la reforma educativa.

Más de 1.200 empresarios hicieron una larga cola en la Diagonal y atestaron varias salas del edificio de la entidad de ahorro para presenciar cómo el líder de CiU fijó el listón de lo que su formación considerará un éxito en materia económica: 'Levantar la economía quiere decir reducir el paro de los dos dígitos actuales a sólo uno'.

Mas, prudente en todo momento, admitió que 'no es seguro' que se pueda conseguir este objetivo en los próximos cuatro años y advirtió de que poco puede esperarse del Gobierno central en este proceso. 'Tenemos que contar con nuestras fuerzas, pero con el Estado no podemos contar demasiado', explicó. Ante un auditorio poco sensibilizado con el debate identitario, Mas contuvo su discurso y se limitó a afirmar que 'la pregunta es cuándo España se recompondrá de manera que Catalunya se sienta cómoda en ella'.

El líder de CiU intervino tras una elogiosa presentación del presidente de La Caixa, Isidre Fainé, que llevó al candidato de CiU a mostrarle su agradecimiento: 'Estoy tan acostumbrado a las críticas que esto me ha parecido un oasis'.

Fainé se había referido a la etapa escolar de Mas en el Liceo Francés y en la prestigiosa escuela Aula, le describió como un hombre 'perteneciente a una generación alejada de la épica de la resistencia, una generación que tiene los pies en el suelo', abundó en su 'buen humor, ganas de trabajo, constancia e iniciativa' y alabó su 'sensibilidad reflexiva'. No se quedó ahí: destacó la afición de Mas por la literatura francesa, la 'exigencia moral que rige su vida' y recordó un dato significativo: 'Jordi Pujol pensó en Mas para sucederle'.