Público
Público

Masivas protestas en Toledo y el País Valencià

Decenas de miles de personas se manifiestan por lo público

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Toledo vivió este sábado una masiva manifestación en defensa de lo público y en contra de los recortes del gobierno de Castilla-La Mancha (PP). Decenas de miles de personas salieron a la calle para denunciar las denominadas Medidas Complementarias al Plan de Garantía de los Servicios Sociales Básicos, anunciadas por la presidenta María Dolores de Cospedal el pasado mes de diciembre.

Estas medidas, que se encuentran en trámite parlamentario, incluyen un recorte salarial del 3% a los empleados públicos y el aumento de la jornada laboral semanal en dos horas y media. 'Cospedal nos está conduciendo al paro y está provocando el deterioro de los servicios públicos', protestaban los manifestantes.

Varias pancartas se refieren a la presidenta Cospedal como 'La bien pagá'

Los convocantes de la marcha, una decena de sindicatos, cifraron el seguimiento de la iniciativa en más de 25.000 personas. La Delegación del Gobierno rebajó el éxito de la movilización a 3.000 manifestantes, informa Efe.

Cuando la cabecera de la marcha había llegado a su destino, la plaza del Ayuntamiento de Toledo, la cola aún estaba en el punto de partida, la plaza toros, en un recorrido de unos dos kilómetros. Los congregados, procedentes de toda la región, muchos de los cuales llegaron en decenas de autobuses fletados por los sindicatos, corearon gritos pidiendo la dimisión de la presidenta Cospedal, a la que se referían en carteles como 'La bien pagá'.

Entre las banderas de los convocantes, entre ellos CCOO, UGT, USO y CSIF, había personas ataviadas con las emblemáticas camisetas verdes en defensa de la educación pública, miembros de la Plataforma en Defensa de la Ley de la Dependencia o agentes medioambientales de la Junta que reclamaban el pago de sus atrasos.

'No más medidas que generen paro y pobreza', claman los manifestantes

La manifestación terminó en la plaza del ayuntamiento con la lectura de un manifiesto conjunto en el que se destacó la 'palpable indignación' y la 'alarma' por los brutales ataques que están sufriendo los servicios públicos' de la región. Los sindicatos terminaron pidiendo al Gobierno regional que no tome 'ni una sola medida más que genere paro y pobreza', que se respeten los derechos de los trabajadores públicos y que la crisis la paguen 'los que más tienen'.

El País Valencià también se movilizó este sábado en contra de los recortes. Varias marchas con miles de manifestantes recorrieron en Valencia, Alicante, Benidorm y Castellón los 'símbolos del derroche de la Generalitat Valenciana' para protestar por la política 'basada en los grandes eventos' que ha contribuido a los actuales 'recortes en servicios básicos'. Las protestas, convocadas por los sindicatos UGT, CCOO, CSI-F, FSES e Intersindical, denunciaron también el Decreto-Ley del Consell de medidas de ajuste para la reducción del déficit.

Marchas en el País Valencià denuncian el derroche en infraestructuras

En Valencia, miles de personas participaron en la caminata que pasó por el puente del Assut de l'Or, frente al edificio del Ágora de la Ciudad de las Artes y las Ciencias, ambos obra del arquitecto Santiago Calatrava, para dirigirse al circuito urbano de Fórmula 1 en el Puerto de Valencia.

La portavoz de UGT Maite Montaner explicó que estos espacios son 'símbolos muy claros de las fiestas y saraos del Gobierno valenciano en estos años' y criticó que los empleados públicos sean quienes 'paguen el despilfarro'. El secretario general de la Federación de Enseñanza de CCOO, Miguel Ángel Vera, añadió que entre 2003 y 2012 la Generalitat invirtió 655 millones en una sociedad de proyectos temáticos sin que 'ninguno de ellos haya servido ni para crear empleo ni para crear estado de bienestar '.

En la ciudad de Alicante, 5.000 personas, según los sindicatos, y 1.500, según la policía, se desplazaron en coche hasta las inmediaciones de los platós cinematográficos de la Ciudad de la Luz para recorrer a pie los últimos metros. La otra marcha celebrada en la provincia de Alicante empezó en el centro de Benidorm, desde donde unas 4.000 personas se dirigieron hasta Terra Mítica.

Por último, cerca de 4.000 personas se manifestaron en la rotonda de entrada del aeropuerto de Castellón, 'una infraestructura millonaria pero deficitaria y por la que no se ha interesado todavía ninguna compañía aérea', denunció CCOO. La masiva afluencia a esta última protesta obligó a las fuerzas de seguridad a prohibir el paso a más manifestantes por la limitación de aforo, lo que provocó la invasión de la autovía cercana y el corte temporal del tráfico.