Público
Público

Mato se escuda en Europa para defender los recortes sanitarios

La ministra de Sanidad asegura que "no es una cuestión de ajuste económico, sino de cumplir con el reglamento europeo"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Ana Mato,  ha asegurado que las reformas y recortes en Sanidad no son una cuestión económica, sino de ajustarse a la normativa europea.

Mato participa este miércoles en la sede de la Junta de Castilla y León en una reunión informal junto a consejeros de Sanidad de nueve comunidades autónomas (Aragón, Cataluña, Extremadura, Galicia, La Rioja, Madrid, Murcia, Comunidad Valenciana y Castilla y León) en la que se abordan asuntos relacionados con la política de Recursos Humanos de las administraciones.

'No es una cuestión de ajuste económico, se trata de cumplir con el reglamento europeo y con las conclusiones del informe del Tribunal de Cuentas', ha remarcado Mato, convencida de que con estos cambios en el marco legal del aseguramiento se garantiza 'el principio de reciprocidad' cuando los españoles viajan al extranjero.

'Ningún extranjero quedará desatendido', ha dicho la ministra en relación a la entrada en vigor el 1 de septiembre de la retirada de la tarjeta sanitaria a los inmigrantes en situación irregular, pero ha aseverado que quien no tenga la tarjeta sanitaria tendrá que abonar el coste de la asistencia que reciba. 

Mato ha considerado que el pago del servicio sanitario por aquellos ciudadanos que no tengan tarjeta no supone una novedad; se ha justificado diciendo que este precepto estaba ya previsto en la Ley General de Sanidad de 1986 y ha subrayado que el modelo propuesto garantiza la asistencia a todos los menores y las mujeres embarazadas.

Además, ha insistido en que está garantizada la prevención y el control de enfermedades transmisibles a través de los programas de salud pública, así como los tratamientos de urgencia y el seguimiento de los crónicos 'para extranjeros sin cobertura asistencial y sin residencia legal'.

Es más, en general, Mato ha opinado que estos cambios son un 'gran paso hacia la universalidad' al conseguir 'por primera vez' que 'todos los españoles y extranjeros con residencia legal' en España tengan 'garantizado el derecho a la sanidad a través de la tarjeta sanitaria'.

La ministra ha afirmado que estas medidas van a servir para 'poner freno al turismo sanitario', que según los cálculos del Tribunal de Cuentas utilizados por Mato ha costado a España cada año más de mil millones de euros.

Mato ha considerado que la reforma 'avanza y está dando pasos en el camino de la sostenibilidad' con 'importantes resultados', entre los que ha citado la reducción del gasto farmacéutico, conocida en los últimos días y que ha supuesto una disminución de casi el 24 por ciento en julio -221 millones menos- respecto al mismo mes del pasado año, como consecuencia de la entrada en vigor del nuevo copago.

Por último, la ministra se ha referido a los avances en materia de compra centralizada de medicamentos y ha recordado que recientemente se ha logrado un acuerdo con las autonomías para adquirir conjuntamente las vacunas infantiles para 2013 y 2014 y lograr así un ahorro de 31 millones de euros.