Público
Público

Mauritania condena a 12 años al secuestrador de los cooperantes españoles

Los jueces rechazan petición de que Alicia Gámez compareciera como testigo en el juicio contra Omar Saharaui

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La sala de Apelación del Tribunal Penal de Nuakchot confirmó hoy la pena de doce años de prisión firme con trabajados forzados dictada en primera instancia contra el maliense Omar Saharaui por su participación en el secuestro de los tres cooperantes españoles.  

Los jueces del Tribunal Penal de Nuakchot rechazaron la petición de que Alicia Gámez comparezca como testigo en el juicio contra Omar Saharaui, condenado en primera instancia.

Los abogados del maliense Omar Uld Sid'Ahmed Uld Hame, más conocido como Omar Saharaui, habían amenazado con abandonar el caso si la corte no aceptaba reclamar la asistencia de Gámez, liberada el pasado marzo.

La Fiscalía, por su parte, había señalado hoy durante la audiencia, iniciada a las 11.30 hora local (misma hora GMT), que la demanda de la defensa no era 'realizable', dado que la española no se encuentra en territorio mauritano y su convocatoria presentaría dificultades 'evidentes'.

Durante la vista de apelación en la sala de Apelaciones del Tribunal Penal de Nuakchot, la Fiscalía solicitó además una pena de 15 años de reclusión para Saharaui, condenado el pasado julio en primera instancia a doce años de prisión firme, y el embargo de sus bienes.

Asimismo, requirió la anulación de la absolución pronunciada en favor de otros presuntos cómplices en el secuestro de Gámez y de los también cooperantes Roque Pascual y Albert Vilalta, y pidió que se les condene a penas de entre dos y cinco años de cárcel.

Pascual y Vilalta permanecen en manos presumiblemente de una célula de Al Qaeda en el Magreb Islámico en algún lugar del desierto de Mali, adonde fueron trasladados tras ser secuestrados el 29 de noviembre del año pasado en la carretera que une Nuadibú (norte de Mauritania) con Nuakchot.

Los jueces también condenaron a un año a un cómplice

El pasado 21 de julio, Saharaui fue hallado culpable en primera instancia de haber desempeñado un papel clave en la logística del secuestro y fue condenado a doce años de prisión, después de que la Fiscalía redujese su demanda de cadena perpetua a 20 años de cárcel.

Junto a él, los jueces absolvieron a seis personas (dos de ellas en rebeldía), condenaron a un año de cárcel exenta de cumplimento a uno de los cómplices y aplazaron el proceso contra otros tres acusados.