Publicado: 11.06.2011 12:04 |Actualizado: 11.06.2011 12:04

La mayoría de 'indignados' acuerdan no acampar por la noche en Plaza Catalunya

Una decisión tomada en asamblea por la mayoría pero no por la totalidad de los 'indignados' de Barcelona

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Tras 26 días de acampada, la mayoría de 'indignados' barceloneses acampados en la plaza Catalunya han acordado en la asamblea del viernes por la noche poner fin a las acampadas nocturnas en el centro de la ciudad a partir de hoy, dejando una infraestructura mínima para seguir realizando asambleas y actividades diurnas.

Aunque se mantendrán las comisiones de sonido e infraestructura, como necesarias para la conformación de las asambleas generales, así como las de extensión e información, la tendencia es la disgregación del movimiento y su traslado a las asambleas de barrios y municipios. A partir de ahora, serán los barrios los que canalicen los esfuerzos y organicen las protestas como la acampada organizada para el miércoles, frente al Parlament de Catalunya para impedir la aprobación de los presupuestos catalanes de 2011, y la manifestación del 19 de junio.

En la votación hubo un grupo de acampados que se opuso a abandonar la plaza, siendo una decisión tomada por la mayoría y no por la totalidad de los 'indignados'. Una decisión difícil de tomar y acordar para la que se necesitaron varias votaciones, turnos de palabra y debates bajo condiciones climáticas nada favorables de lluvia hasta que se impuso la voluntad de la mayoría: evitar que se degradara una acampada que se estaba convirtiendo "en una sombra de lo que era".

Una decisión asamblearia de mayoría pero no de totalidad

Por ello, ante la posibilidad de que algunas personas sigan acampadas, el movimiento recuerda que están en todo su derecho, pero que lo harán a título individual y no como representantes del 15 de mayo.

Una de las voces a favor de abandonar la Plaza de Catalunya presentó "la paradoja de que mientras la protesta en la plaza entra en declive, el movimiento fuera de ella no para de crecer", idea con la que se ha insistido en la necesidad de redimensionar las estructuras y reorganizar el espacio diurno terminando la acampada y pasando a una nueva etapa.

En la misma asamblea del miércoles, otro de los 'indignados', Pedro Durán, se dirigió a aquellos que no querían marcharse diciendo: "La plaza la tomamos todos, la tomó el pueblo, y ahora hemos decidido asambleariamente irnos. Quedarse sería robarle la plaza al pueblo".