Público
Público

La mayoría de las mujeres que han abortado no cambiaría su decisión aunque mejorase su situación

El 62% volvería a interrumpir su embarazado según un estudio, aunque sólo el 5% lo hizo por malformaciones en el feto o peligro para la madre

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Ni por motivos económicos, ni por falta de trabajo, ni por problemas familiares. La mayoría de las mujeres (un 62%) que han abortado en algún momento de su vida, volvería a hacerlo, aunque sus circunstancias laborales y afectivas fuesen más favorables.

Así lo ha puesto de manifiesto el último estudio realizado, entre más de 5.000 mujeres, por la Asociación de Clínicas Acreditadas para la Interrupción Voluntaria del Embarazo (Acai). Queda demostrado, por tanto, que esos no son los motivos principales por los que una mujer decide poner fin a un embarazo.

De hecho, el 48,47% asegura que abortaría “bajo cualquier circunstancia”. Esta cifra corresponde al amplio porcentaje de mujeres que no desean ser madres o que no querían repetir la experiencia, en el caso de haber tenido descendencia anteriormente.

Asimismo, la edad (bien por ser demasiado joven, bien por considerarse mayor para aumentar la familia) es, según un 8,87% de las entrevistadas, otra de las razones que  influyen en la toma de esta decisión. El 60% de las encuestadas tenían entre 18 y 30 años cuando interrumpieron su gestación, mientras que las menores de 16  y 17 años que, hasta el momento, tienen permiso legal para abortar representan sólo el 4% del total.

Los motivos médicos –la patología fetal o el riesgo para la madre- que apuntan a convertirse en una de las pocas excusas permitidas para abortar en la reforma que prepara el ministro de Justicia, Alberto Ruiz Gallardón, representan sólo el 5,05%. Además, el ministerio de Sanidad no ha aclarado todavía si la interrupción voluntaria, permitida actualmente hasta las 14 semanas de gestación, seguirá formando parte de la cartera básica (y gratuita) de servicios.

En este sentido, el presidente de Acai, Santiago Barambio, advirtió de que, “si se modifica la Ley del Aborto para hacerla más restrictiva, aumentarán los abortos clandestinos y los viajes a otros países para interrumpir el embarazo”.

La asociación, que defiende “el derecho a la vida, pero también el derecho a decidir de la mujer”, considera que “lo que hace falta es educación sexual”. No obstante, el 64% de las encuestadas usa anticonceptivos, frente al 36% que no usa método alguno en sus relaciones sexuales.

Por otro lado, Acai aboga, basándose en las opiniones de las entrevistadas, por “mejorar sus condiciones laborales, los planes de conciliación laboral o los instrumentos de apoyo a la red escolar”. Porque, aunque representan una minoría, el 30,2% sí abortó por motivos económicos (el 35% de éstas estaba en paro) y un 6,79% carecía de apoyo en su entorno familiar.


impagos que algunas comunidades

En Aragón

motivados por ideologías