Público
Público

La mayoría política vasca se moviliza por los "derechos civiles y políticos" en Catalunya

PNV, EH Bildu y Elkarrekin Podemos llaman a participar en una nueva manifestación convocada para este sábado en Bilbao

Publicidad
Media: 3.20
Votos: 5
Comentarios:

Imagen de la manifestación en Bilbao el pasado 16 de septiembre a favor del derecho a decidir. REUTERS/Vincent West

Hablando en kilómetros, las distancias siguen siendo las mismas de siempre. Sin embargo, en términos políticos Euskadi nunca había estado tan cerca de Catalunya como estos días. Mientras aumentan las amenazas del gobierno del PP contra todas y todos aquellos que pretendan llevar a cabo el referéndum convocado para este domingo en territorio catalán, en el País Vasco se ha conformado un frente político y sindical que reclama el cese de esas actuaciones. Según sus impulsores, no se trata de un tema de banderas, sino de un firme compromiso con las "libertades democráticas".

La principal demostración de solidaridad y denuncia se plasmará este sábado en las calles de Bilbao. Exactamente 15 días después de acoger una manifestación que reunió a más de 30.000 personas, la capital vizcaína volverá a ser ser sede de un acto multitudinario, en el que las esteladas seguramente superarán en número y tamaño a las ikurriñas.

Los motivos de esta nueva manifestación serán parecidos a los esgrimidos en la anterior, aunque habrá una diferencia: en esta ocasión, la base que sustentará la protesta será más amplia. La plataforma ciudadana Gure Esku Dago ("Está en nuestra mano"), que vuelve a oficiar como organizadora, ha conseguido sumar a esta nueva cita a las tres principales formaciones del Parlamento Vasco: PNV, EH Bildu y Elkarrekin Podemos.

Un manifestante porta las banderas vasca, catalana y el 'sí' del referéndum del 1-O, en la manifestación en Bilbao a favor del derecho a decidir. REUTERS

Según ha podido confirmar Público, los responsables de Gure Esku Dago hicieron distintos contactos entre los partidos políticos "favorables al derecho a decidir" para intentar que la nueva manifestación estuviese acorde a las circunstancias: si el pasado día 16 se movilizaron contra las promesas represivas lanzadas reiteradamente por el gobierno de Rajoy, ahora lo harán para denunciar que esas amenazas se están haciendo realidad. De hecho, las cosas se podrían poner mucho peor a medida que se acerque la apertura de las urnas.

Las gestiones realizadas por Gure Esku Dago permitieron que los tres principales partidos de la Cámara vasca anunciasen su respaldo. Por razones más que obvias, el PP de Euskadi no fue consultado sobre este tema. Tampoco el PSE, que se ha posicionado en contra de la consulta.

Del mismo modo, los sindicatos ELA y LAB han emitido sendas declaraciones en las que también anuncian su adhesión al acto de este sábado. No es un gesto menor, ya que se trata de las dos organizaciones sindicales mayoritarias del País Vasco. Paralelamente, en las últimas horas también se ha sumado el sindicato ESK.

"Por las libertades democráticas"

En el llamamiento a participar en la manifestación, sus promotores advierten que "se están vulnerando los derechos civiles y políticos y las libertades democráticas". "En estos momentos, la misma democracia está en juego en Catalunya", sostienen.

A su criterio, el gobierno del PP "ha respondido con la represión a un conflicto de naturaleza política". Frente a ello, reivindican la "necesidad de diálogo político, de aquí al 1 de octubre, y después también".

"Las relaciones y los lazos entre los pueblos catalán y vasco históricamente han sido estrechas. En este momento político trascendental, es necesario estar al lado del pueblo catalán, respetuosamente, es decir, desde el respeto a las opciones, decisiones y caminos de cada uno de los pueblos", subrayan.

Según ha anunciado Gure Esku Dago, la movilización partirá a las 17.30 desde el parque de La Casilla (punto habitual de salida de las manifestaciones en Bilbao) y acabará en el ayuntamiento.

Moción en el Parlamento Vasco

Ese no será el único gesto de apoyo ante la situación que vive Catalunya. Este jueves, aprovechando el clima previo a esa protesta, el Parlamento Vasco ha aprobado una declaración de respaldo a la consulta catalana. Dicha moción fue aprobada con los votos de PNV y EH Bildu, mientras que Elkarrekin Podemos se ha abstenido.

El portavoz de esta última formación, Lander Martínez, explicó en el pleno el sentido de su voto. "Nos vamos a abstener, pero no porque nos resulte indiferente, sino porque queremos mostrar claramente que en este país, en Euskadi, en Catalunya, en Madrid, en el resto del Estado, hay otro camino, que hay soluciones, que el choque de trenes no es inevitable", afirmó. Por su parte, PSE y PP votaron en contra.

El texto aprobado en el Parlamento habla de mantener una actitud "proactiva y de respeto" hacia el referéndum, al tiempo que reivindica que "la voluntad de la ciudadanía libremente expresada constituye el instrumento más eficaz para la construcción del futuro de cualquier país o colectivo". En ese sentido, manifiesta también su rechazo a "cualquier medida en contra del referéndum y en contra de la democracia que pueda adoptar el gobierno español u otra instancia".

"Llorones"

Mientras tanto, en el Parlamento de Navarra se ha escenificado la otra cara de esta historia: UPN, PP y PSN no consiguieron sacar adelante un texto contra las "maniobras secesionistas" en Catalunya. El impulsor de la fallida moción y portavoz de UPN, Iñaki Iriarte, llegó a llamar "llorones", "manipuladores" y "tóxicos" a "todos los nacionalistas".

Sus palabras chocaron con la voluntad de la mayoría de la Cámara de Pamplona, que votó en contra.