Público
Público

Los médicos paran hoy en Catalunya contra los recortes

Los facultativos celebran hoy su primera jornada de paros por el tijeretazo del Gobierno de CiU. Están convocados 16.500 profesionales

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Govern de la Generalitat está a horas de conocer de forma fidedigna el grado de enfado existente entre los médicos catalanes. Tras meses de protestas, hoy y mañana se sabrá cuántos están dispuestos a sumarse a la huelga. Es el desafío que lanza el sindicato mayoritario del sector, Metges de Catalunya, en protesta por los recortes emprendidos por el Ejecutivo de CiU en el último medio año cifrados en unos mil millones de euros, el 10% del presupuesto y por su incapacidad para alcanzar acuerdos laborales con la Conselleria de Salut.

La incertidumbre es máxima en los 65 hospitales y 427 ambulatorios de la red pública y concertada en los que se ha llamado al paro. Nadie se atreve a fijar cifras para hablar de éxito o de fracaso. Hace cinco años, Metges de Catalunya consideró un triunfo el último paro de este tipo al conseguir un apoyo del 75% de los médicos (un 39% en el recuento de la Generalitat).

La protesta afecta hoy y mañana a 65 hospitales y 427 ambulatorios

Pero ahora tampoco el sindicato profesional tiene claro cuál será la respuesta a una iniciativa que ha despertado críticas entre usuarios y el resto de formaciones sindicales, por no decir del propio Govern autonómico. Una oposición que ha aumentado más, si cabe, el recelo de parte de los 16.500 facultativos llamados a no acudir a sus lugares de trabajo, al considerar que es una medida que agravará la quejosa situación de la sanidad catalana, en la que en los últimos meses se han cerrado instalaciones sanitarias por falta de recursos públicos, engrosando a un ritmo desconocido hasta ahora un 24% las listas de espera.

De ahí que, en vísperas de la huelga, Metges de Catalunya emitiera una misiva dirigida a los pacientes en la que sentía las 'molestias', aseguraba que no le 'gustaba' tener que convocar el paro y subrayaba que se trataba de 'un acto de responsabilidad' para defender 'una sanidad pública universal, equitativa y de calidad'. En resumen, demandaban 'comprensión' por los problemas que pueda haber en las jornadas de hoy y mañana con citas médicas que no se puedan atender. En los centros de atención primaria, hasta un 75% de los médicos podrían no trabajar hoy, según los servicios mínimos decretados ayer por la Generalitat. Para la segunda jornada de huelga serán de un 66%. En los hospitales se trabajará como si fuera festivo, aunque las urgencias no se podrán ver afectadas por la protesta. Tampoco se podrán reducir unidades de cuidados intensivos, coronarias, hemodiálisis, neonatología y tratamientos de radioterapia y quimioterapia.

Los ojos estarán puestos sobre todo en los centros de titularidad pública, los dependientes del Institut Català de la Salut (ICS). Será ahí donde más pendientes estarán de la negociaciones que todos los sindicatos, menos Metges de Catalunya, prosiguen para minimizar el impacto del recorte salarial previsto por el ICS. Durante toda la semana pasada, en lo que apunta a una fórmula para desacreditar a Metges de Catalunya, las negociaciones se desencallaron y ayer el organismo autonómico remitió al resto de centrales su contrapropuesta para cerrar un acuerdo. Hoy harán su valoración. Desde Metges ya se avisaba ayer que era 'infirmable'.

En Galicia, los sindicatos han desconvocado la huelga de mañana

Así, el órdago de Metges de Catalunya al Govern catalán se ha vuelto como un búmeran y sólo falta saber si el artefacto acabará impactando o no. En los 57 hospitales concertados, la convocatoria amenaza con pinchar, sobre todo tras conocerse que la Asociación Profesional del Cuerpo Facultativo coaligada a Metges en algunas citas electorales se desvinculó de la huelga en el Hospital de Sant Pau, uno de los referentes de la sanidad catalana.

Por otro lado, la huelga de médicos del Servicio Gallego de Salud (Sergas) prevista para mañana quedó desconvocada ayer tras siete horas de negociación entre los representantes de la plataforma médica mayoritaria CESM-O'Mega y la Xunta (PP), informa Mariola Moreno.

Un portavoz sindical confirmó que la Xunta ha abierto nuevas vías de diálogo con los facultativos al atender sus reivindicaciones para mantener el complemento de productividad y comprometerse a respetar los acuerdos firmados con anterioridad, pero que hasta ahora se incumplían. La Conselleria de Sanidade, por su parte, vinculó la desconvocatoria de la huelga a su disposición a reclamar al Gobierno central 'un incremento de las tasas de reposición'el número de bajas y jubilaciones que se cubren, que ahora ronda el 10%. Sin embargo, según los sindicatos, esta cuestión no llegó a abordarse ayer. Xunta y sindicatos sí acordaron que en futuras negociaciones se tenga en cuenta 'el contexto socioeconómico y las disponibilidades presupuestarias de cada momento'.