Público
Público

Los médicos tendrán que recetar sin marca para ahorrar

La prescripción por principio activo y otras medidas permitirán reducir el gasto farmacéutico en 2.400 millones anuales. El Consejo Interterritorial acuerda pedir más fondos para el sistema sanitario

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Gobierno aprobará en breve un real decreto ley para obligar a los médicos de todo el Sistema Nacional de Salud a prescribir por principio activo, esto es, a consignar en las recetas tan sólo el nombre científico de un medicamento, sin especificar su marca comercial. Después, el farmacéutico deberá dispensar la presentación más barata del medicamento de que se trate, lo que favorecerá el consumo de genéricos.

Con esta medida, que se viene utilizando con éxito desde hace una década en Andalucía y se aplica también en otras autonomías, Sanidad pretende conseguir un ahorro, cifrado en unos 2.000 millones anuales, que alivie la deuda que arrastran los servicios de salud autonómicos, que se estima en conjunto superior a los 10.000 millones, y evite que otras comunidades sigan el camino de Galicia y tomen medidas unilaterales en materia de farmacia.

Sanidad quiere que el ahorro vaya a garantizar las prestaciones

Además, según los cálculos del Ministerio, el citado ahorro se elevará hasta los 2.400 millones sumando el impacto de otras medidas de calado también anunciadas hoy, como la rebaja del 15% de los precios de los fármacos que lleven diez años en el mercado y no tengan genérico. La agilización del sistema de precios de referencia [que agrupa en conjuntos donde hay al menos un genérico a fármacos equivalentes y los dota de un precio de referencia] también forma parte de este paquete de medidas de recorte del gasto farmacéutico. Así, a partir de ahora se creará de forma inmediata un nuevo conjunto homogéneo en cuanto aparezca un genérico de un fármaco de marca que haya perdido la patente, un procedimiento que hasta el momento se hace sólo una vez al año.

Al mismo tiempo se eliminará la posibilidad que existe en la actualidad de rebajar de forma gradual, a lo largo de un máximo de dos años, los precios de los medicamentos cuando tengan que bajar su importe de forma obligatoria al pasar a formar parte de un conjunto homogéneo con un precio de referencia.

Según indicó al término de la reunión, que duró más de cuatro horas, la ministra de Sanidad, Leire Pajín, estas medidas se han tomado porque aún 'hay margen' de ahorro en farmacia pese a los recortes adoptados el pasado año. La ministra indicó también que algunas de ellas se han adoptado a partir de sugerencias de las comunidades y reconoció 'el esfuerzo que una vez más' se le está pidiendo a la industria farmacéutica y a las farmacias. 'Somos muy conscientes y creemos que es ético que ese ahorro vaya a garantizar prestaciones y pagar a proveedores', dijo.

Catalunya reclama más dinero, pero también cambios organizativos

María Jesús Montero, consejera de Andalucía, la comunidad pionera en aplicar la prescripción por principio activo, defendió este jueves que el sistema es 'la política más eficiente en términos de gasto farmacéutico', y cifró en 1.000 millones de euros el ahorro conseguido por su comunidad en la última década gracias a ella.

Por otro lado, Pajín anunció que hubo acuerdo con los consejeros, en su inmensa mayoría del PP tras las últimas elecciones, para pedir más fondos finalistas para la sanidad. En concreto, Sanidad trasladará al Consejo de Política Fiscal y Financiera de la próxima semana el 'sentir' de los responsables sanitarios para que vayan a estas políticas 'una parte fundamental' de los casi 8.000 millones adicionales que recibirán las comunidades el próximo año como consecuencia de la liquidación de ingresos de años anteriores. No obstante, tras reconocer que el hecho de que esto vaya a ocurrir 'depende de la voluntad política', Pajín apostó por 'buscar en el futuro mecanismos que garanticen que los dineros que se otorgan en nombre de la sanidad se den a la sanidad'.

Madrid cree que las medidas deben aprobarse rápido para tener efecto

Desde Catalunya, el conseller de Salut, Boi Ruiz, consideró que pese al acuerdo general en este sentido se trata de un debate 'un poco estéril' porque el sistema de financiación ya establece que en torno a un 70% de la financiación se destine a sanidad, enseñanza y bienestar social. 'Lo que necesitamos es más dinero', dijo a este diario Ruiz, que cree que deben afrontarse también 'cambios organizativos para que los recursos sean más eficientes'.

En la misma línea, el consejero asturiano, José María Nava-Osorio, reclamó también más financiación para el sistema y no sólo 'unas pequeñas medidas de ahorro farmacéutico que son racionales, aunque demasiado optimistas'.

Del consenso alcanzado en el encuentro dio idea el consejero de la Comunidad de Madrid, Javier Fernández Lasquetty (PP), quien señaló que, a falta de conocer la letra pequeña, las medidas de Sanidad 'van en la dirección' que su comunidad considera 'correcta', la de las reformas 'estructurales para garantizar la sostenibilidad'. Sobre los precios de los medicamentos, el consejero reconoció que las propuestas contemplan 'exactamente' las peticiones de Madrid. En cualquier caso, consideró que las medidas deben aprobarse rápido para que tengan efecto.

También aprobó el representante madrileño la creación, también anunciada por Pajín, de un comité de selección de medicamentos con participación de las autonomías. 'Ya que pagamos la factura está bien que podamos decir algo sobre el precio', agregó.