Público
Público

La medida que aceleró las ocurriencias en el PP

Los conservadores tildaron la limitación de "medida soviética", hablaron de "110 improvisaciones a la hora" e incluso algún diputado defendió  elevar la velocidad a 160 km/h.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

25 de febrero de 2011. Con la crisis libia de fondo y una escalada de precios del petróleo inusual por la convulsión en el norte de África y en Oriente Medio, el Gobierno reduce el límite de velocidad máxima en todas las autovías y autopistas del país.

Pocas horas después, el portavoz del PP, Esteban González Pons, tira de adjetivos para calificar la decisión del Ejecutivo, 'una de las improvisaciones más caóticas, ridículas y esperpénticas' de José Luis Rodríguez Zapatero.

Tras cargar contra la medida, el PP la critica ahora por no haber supuesto el ahorro previsto

No se queda satisfecho. Sigue. 'Son medidas soviéticas a las que deben estar acostumbrados en Cuba pero a las que no estamos acostumbrados en España porque apreciamos y defendemos nuestra libertad'.

González Pons remata: 'Podrían habernos obligado a apagar la luz a las diez de la noche, a reducir el consumo de carne o a vivir dos familias por casa'.

A la diatriba de González Pons le faltaba la guinda. La puso el diputado conservador Gustavo de Arístegui al abogar por 'un límite de velocidad adecuado a los coches y carreteras del siglo XXI, 140 o 150 e incluso 160 km/h en ciertos tramos, pero que se cumpla a rajatabla'.

Las palabras de Arístegui fueron desautorizadas por la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, quien aclaró que se trataba de la 'opinión particular' y que la postura oficial del partido lo marcaba ella. Nada complaciente con la decisión del Ejecutivo, de la que denunciaba su 'afán recaudatorio': 'Hay muchos españoles que consideran que las auténticas razones son económicas, que lo que quiere el Gobierno es poner más multas', afirmó Cospedal. A su juicio es porque 'le falta dinero para cumplir con unos objetivos de déficit que no le están resultando muy fáciles'. 

Días más tarde Cospedal incluso hacía chistes con la limitación de velocidad: 'El problema del Gobierno es que tiene 110 improvisaciones a la hora', dijo durante una intervención.

De nada sirvió que el Ejecutivo de Rodríguez Zapatero se hubiera limitado a copiar la Ley 34/98 que reguló, el 7 de octubre de 1998, los hidrocarburos. Aquel año gobernaba José María Aznar.

24 de junio. El Gobierno anuncia que se recupera la velocidad de 120 kilómetros por hora en autovías y autopistas. Con todo, en el PP también hay enfado: 'Estábamos ante una medida económica de ahorro, que no ha ahorrado lo que pretendía el Gobierno, y por lo tanto no ha cumplido ese objetivo', se ha quejado el coordinador de Economía del PP, Cristóbal Montoro.