Público
Público

El Mediterráneo se abrasa con un calor de récord

Barcelona supera con 39,3 grados su máximo registro histórico. El País Valencià sufrió su primera alerta roja por altas temperaturas y los termómetros alcanzaron los 44 grados

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La ola de calor africano instalada desde el jueves en España disparó ayer las temperaturas en buena parte del país, sobre todo en Andalucía, el este y el noreste peninsular. Barcelona registró ayer por la tarde 39,3 grados, la temperatura más alta registrada de su historia desde que hay medición automática.

Hacía mucho tiempo que no se recordaba una sensación tan bochornosa en la capital catalana. En julio de 1982, el Observatorio Fabra, situado en la sierra de Collserola, alcanzó los 39,8 grados. Pero en el interior de la ciudad, el anterior record estaba en los 38,5 grados, en agosto de 2003. Aquel verano llegó la peor ola de calor de los últimos años.

A partir de hoy el calor intenso se limita a Andalucía y Canarias

La canícula no sólo afectó a Catalunya, donde muchas poblaciones rozaron los 40 grados. Las autoridades se vieron obligadas a activar la alerta roja (riesgo extremo) en las provincias de Valencia, Murcia y Alicante, donde los termómetros llegaron a marcar 44 grados. De hecho, es la primera vez que la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) decreta el nivel rojo por altas temperaturas en determinados puntos del País Valencià desde la creación de este sistema, informa EP. El pasado mes de julio, Jaén también estuvo en alerta roja por el calor. En su previsión meteorológica del verano, la Aemet ya avanzó que este sería 'marcadamente cálido', con 'probables' olas de calor, temperaturas superiores en uno o dos grados centígrados y precipitaciones 'por debajo de lo normal'. Unos pronósticos que, por el momento, se han cumplido al pie de la letra.

El presidente de la Aemet, Ricardo García Herrera, reconoció que ayer fue la jornada 'más complicada' de esta 'llamativa' ola de calor, tan 'relativamente inusual' a finales de esta época del año. 'Eso hará que, seguramente, el mes de agosto sea de los más cálidos en los registros históricos', recalcó García Herrera.

Tráfico advierte que la temperatura puede afectar a la conducción

En algunos puntos de Andalucía, las temperaturas fueron 'parecidas al norte de Marruecos', según el máximo responsable de la Aemet. Ante esta situación, Protección Civil recuerda que la canícula extrema 'acentúa el riesgo de incendios forestales' que, aunque con menor fuerza, ayer aún quemaban algunos montes del país.

El tráfico por carretera, que este fin de semana afronta la Operación Retorno de vacaciones, tampoco se libra de esta ola de calor. El subdirector de la Dirección General de Tráfico (DGT), Federico Fernández, advirtió ayer a los conductores del riesgo de incendio por arrojar colillas desde el coche. Las temperaturas extremas, además, pueden provocar somnolencia, por lo que el riesgo de accidente se multiplica. Fernández aconseja 'no coger el coche después de haberlo tenido todo el día al sol, pues a lo mejor hay dentro 50 o 60 grados, y meterse en un viaje largo así es una locura'.

No obstante, la ola de calor comenzará hoy a remitir. Después de dos días de calor extremo, la Aemet prevé para este fin de semana 'temperaturas significativamente altas' en Andalucía y Canarias. Las alertas quedarán desde hoy restringidas a estas dos comunidades autónomas, donde el mercurio podría alcanzar los 40 grados.

A partir del lunes, el ambiente será menos tórrido que estos días. Las previsiones apuntan a que incluso podría llover en Catalunya y Balears, así como en el litoral mediterráneo.