Público
Público

La médium que acertó el lugar pero falló el número

Los loteros de la administración 8 de la localidad madrileña aseguran que contrataron a la vidente para que el primer premio se vendiera allí, aunque ella pronosticó que el Gordo sería el 70.672, al que no le ha tocad

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La Santa Muerte. La Virgen de Guadalupe. San Pancracio y su perejil. Chango. Don Juan del dinero. Velas. Botellas repletas de líquidos cuyas etiquetas aseguran que su contenido atrae la buena suerte. No faltaba nada ni nadie en el altar que los propietarios de la Administración de loterías número 8 de Alcorcón montaron hace unas semanas para atraer hasta allí un premio de la Lotería de Navidad. Y, a vista de los resultados —ha vendido una serie del 79.250, tres millones de euros—, la lotera Beatríz Díaz y sus hijos, Agustín y Beatriz, estaban encantados con la inversión.

'A los clientes les invitábamos a encender una vela para cargar la administración de buena energía y lo hemos conseguido', aseguraba eufórico Agustín entre abrazos de vecinos.'Hay que ser positivo', repetía como un mantra su mujer mientras sujetaba el inevitable cartel con el número premiado ya empapado de champan para que la prensa tomara imágenes de ellos dando fe de su suerte. 

Poco después de la doce y media llegó en taxi la supuesta artífice del éxito, Victoria Braojos, toda vestida de negro y presumiendo de ser la médium más joven de Europa. ¿Desde cuándo? 'Desde que nací', aseguraba insultante mientras aprovechaba para hacer publicidad de sus tiendas y su libro de esoterismo ante el aluvión de periodistas que la rodeaban a falta de afortunados con el premio que se hubieran atrevido a acercarse al lugar.

'A los clientes les invitábamos a encender una vela para cargar la administración de buena energía'

'Hicimos una sesión a la semana durante mes y medio y aquí están los resultados', aseguraba ufana aunque el número que en un primer momento anunció que iba a ser premiado, el 70. 762, no se ha llevado ni una pedrea. 'Eso no es lo importante. Lo relevante es que este lugar se ha cargado de energía positiva', rebatía a los escépticos.

Mientras, Beatriz Díaz, mexicana de nacimiento, recordaba que no era el primer premio que daba su administración, abierta en 1985. 'Ya en 1990 repartimos el gordo, y hace dos años, un quinto premio'. Sobre los premiados de hoy, sin embargo, se mostraba incapaz de ponerles rostro. 'Se ha vendido todo en ventanilla, décimo a décimo. Imposible saber a quién. Ya me lo están preguntando lo de los bancos', añadía su hijo casi a gritos mientras un puñado de chavales de un colegio de secundaria próximo coreaban su nombre como el de su nuevo héroe. 79.250, premiado con el Gordo

Mientras, la administración seguía vendiendo a buen ritmo décimos de lotería, en este caso para el sorteo del niño. 'Ese es nuestro premio', reconocía la titular de la administración. Por si acaso, la Virgen de Guadalupe, la Santa Muerte y San Pancracio y su perejil seguirán allí una temporada más.