Público
Público

Melilla cree que Marruecos "magnifica" los incidentes fronterizos

Y lamenta la falta de "contundencia" del Gobierno español para resolver el conflicto.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente de Melilla, Juan José Imbroda, ha acusado al Gobierno de Marruecos de 'magnificar' los incidentes ocurridos en la frontera con España buscando otros 'intereses' y además ha lamentado la 'falta de contundencia' para responder que a su juicio ha demostrado el Ejecutivo español.

La repentina tensión entre España y Marruecos llevó el miércoles a Juan Carlos I a llamar a Mohamed VI, en una conversación en la que ambos jefes de Estado acordaron que los 'malentendidos' - según la Casa Real española, 'incidentes', según Rabat - 'no deben perturbar el buen clima de entendimiento entre ambos países'.

El presidente de la ciudad autónoma, del Partido Popular, afirmó que los responsables de los incidentes son un grupo de '20-25 señores' que provocan a la Policía Nacional y la Guardia Civil, cortan el trafico e impiden el paso de productos alimentarios en los pasos fronterizos entre Melilla y Marruecos ante la pasividad de la policía marroquí.

'Son incidentes bajísimos en cuanto a intensidad, se han magnifiado, no tiene sentido que en un mes haya protestado diplomáticamente cinco veces Marruecos, cuando España ha podido hacerlo otras tantas o más', declaró Imbroda en la Cadena SER.

El último comunicado marroquí acusa a la policía española de racismo

Imbroda citó una agresión a los jefes y responsables de las fuerzas de seguridad del Estado en Melilla cuando iban a reunirse con sus homólogos marroquíes. 'España no hizo ninguna protesta, se calló y punto', dijo.

Desde mediados de julio, el Gobierno marroquí ha emitido cinco comunicados atacando lo que dice fueron abusos contra marroquíes en Melilla, una de las dos ciudades españolas en el norte de África, y acusado a Madrid de abandonar a inmigrantes africanos en el Mediterráneo.

El último comunicado marroquí acusa a la policía española de racismo y dice que Rabat está sorprendido de que Madrid no haya respondido a sus quejas.

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, prometió el martes la 'total disposición' a 'aclarar, dialogar e informar' sobre las acciones de la policía española, aunque añadió que las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado actúan 'con la máxima corrección'.

Sin embargo, el presidente melillense señaló que ha echado 'en falta una acción más contundente del Gobierno cara a Marruecos' ante 'los que estaban provocando estos incidentes, varios personajillos del otro lado de la frontera que buscan un titular'.

'Estos provocadores que están haciendo muchos días inviable un tráfico que muchos días recibe a 30.000 marroquíes que entran y salen, una intensidad de tráfico enorme, solo que corten el trafico un par de horas imagínese el lío que forman', añadió.

Esta inesperada escalada de la tensión, en un periodo en el que las relaciones entre los dos países son buenas tras la crisis desencadenada en 2002 por el islote mediterráneo de Perejil y agravada por diferencias en la lucha contra la inmigración ilegal, ha desencadenado la intervención del monarca español.

Juan Carlos I y  Mohamed VI se felicitaron por el entendimiento entre las dos casas reales

Juan Carlos I, que siempre ha mantenido buenas relaciones tanto con el actual rey marroquí como con su padre, Hassan II, sostuvo una larga conversación con Mohamed VI en la que 'ambos se felicitaron del entendimiento entre las dos casas reales y de los progresos en las relaciones entre los dos gobiernos en los últimos años después de la última crisis', según confirmó la Casa Real española.

Además de tratar de que los hechos de las últimas semanas no afecten a las relaciones entre los dos países, se citaron para un próximo encuentro informal para el que no pusieron fecha.