Público
Público

La memoria histórica sólo sirve "para remover la mierda"

La única concejal de UPyD de Granada desata las iras de PSOE, IU y los grupos de memoria

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La memoria histórica sólo 'sirve para remover la mierda'. Lo dijo así, literalmente, la concejala de UPyD en el Ayuntamiento de Granada, Mayte Olalla, este lunes, coincidiendo con el 75º aniversario de la sublevación militar de 1936.

La representante de UPyD realizó esas afirmaciones poco después de que el grupo municipal socialista reclamara la retirada del monumento a Primo de Rivera, que preside la céntrica plaza de Bibataubín. Fue a preguntas de los periodistas sobre la retirada del monolito: 'Meterse ahí sólo sirve, por decirlo de alguna manera, para remover la mierda', respondió Olalla.

Sus afirmaciones sólo trascendieron a última hora del lunes a través de la cadena Ser y ayer surgieron las reprobaciones. Y la edil se vio forzada a rectificar ante las críticas de IU y del PSOE, que solicitó su dimisión. Olalla matizó, en un comunicado, que sus declaraciones fueron desafortunadas y que pretendía decir que 'estos temas no solucionan ni palian las injusticias que se cometieron durante la Guerra Civil y tras la misma', sino que 'remueven heridas y dividen a la población'.

Su rectificación no bastó a los restantes grupos. De hecho, PSOE e IU suspendieron una comparecencia conjunta que tenían previsto ofrecer con la representante de UPyD para pronunciarse contra el recorte de las asignaciones a los grupos municipales, que perjudica a los tres partidos de la oposición, pero apenas supone merma de los ingresos del PP.

La Asociación Granadina para la Recuperación de la Memoria Histórica (AGRMH) también condenó las declaraciones de la edil y las tachó como 'provocación y un insulto a las víctimas del franquismo que dieron su vida por defender la justicia social, la igualdad y las libertades democráticas'. La AGRMH recordó a Olaya que, entre las 4.000 víctimas fusiladas en la tapia del cementerio, había muchos alcaldes y concejales de la corporación municipal de 1936, 'antiguos compañeros suyos que se sentaban en los mismos sillones del Salón de Plenos que hoy ocupa ella'.