Público
Público

Méndez: "El PP se cisca en su ideología para salvar a la banca"

El secretario general de la UGT, desde la fiesta minera asturleonesa de Rodiezmo, llama a respaldar las movilizaciones sindicales del 15 de septiembre y augura que el de 2012 será un otoño muy caliente

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Una sentencia rotunda y sonora (y hasta escatológica) para ilustrar y sintetizar cómo el Gobierno está arrugando las páginas de su programa electoral para intentar que el sistema financiero no acabe desplomándose: 'El Gobierno se cisca en su ideología cuando se trata de salvar a la banca'. 

Firmó la frase esta mañana Cándido Méndez, secretario general de la UGT, en el cierre de la 33ª fiesta minera asturleonesa de Rodiezmo, la primera con Mariano Rajoy en la Moncloa y la primera en la que el PSOE ha recuperado su tradición de mandar a primeras figuras a la campa leonesa, tras las ausencias en 2010 de José Luis Rodríguez Zapatero –en vísperas de la huelga general del 29-S– y en 2011 de Alfredo Pérez Rubalcaba y José Blanco (a las puertas de las últimas generales).  Méndez recordó una de sus últimas reuniones con el presidente del Gobierno, donde le preguntó por qué su Gabinete no da 'un puñado de millones de euros para mantener la actividad y la dignidad del trabajo' y, sin embargo, 'se endeuda al pueblo español para la banca'. Así, los conservadores 'imponen su ideología hasta sus últimas consecuencias'.  

Ante miles de asistentes, y en una jornada calurosa y soleada, el líder sindical avisó de que el Ejecutivo pretende pasar de un Estado de derecho 'a un Estado de beneficencia', 'privatizando derechos'. Así, dijo irónico, se volverá a la España de Franco, haciendo 'negocio' con los servicios públicos mientras regresan las 'damas del ropero haciendo la caridad' con el propósito de 'alcanzar el cielo'. 

Pero la respuesta será firme por parte de las centrales. Méndez, durante su intervención en la fiesta minera organizada por SOMA-FITAG-UGT, aprovechó para llamar a los ciudadanos a que respalden las movilizaciones convocadas con CCOO para el 15 de septiembre, 'porque es verdad que están arruinando este país desde el punto de vista social y democrático', que el Gobierno 'está socavando los fundamentos básicos de la economía española', conduciéndola a un 'coma irreversible', cuando esa estrategia 'lo más probable es que la mate', y no que la cure. En esa marcha los sindicatos volverán a clamar por la celebración de un referéndum sobre los ajustes: '¿No dicen que tienen una mayoría silenciosa? Que la convoquen y que el pueblo sea protagonista para decir sí o no. A [Angela] Merkel no se le ocurriría hacer algo en contra de lo que diga el pueblo alemán'. 

El líder de UGT salva a Zapatero porque 'tendría hacia fuera más confianza' que Rajoy

Espera un 'otoño caliente', remachó. 'Esta es una de las veces en las que con más claridad quien ha calentado el otoño ha sido el Gobierno –añadió–. Esto es puritito Gobierno, que está utilizando de combustible derechos fundamentales de la población, que está utilizando a la juventud, a la que deja en la cuneta. Y no lo vamos a permitir, no lo vamos a consentir'. Y, refrescando en la memoria de los asistentes el ejemplo de los mineros que marcharon hacia Madrid este verano, bramó: '¡Vamos a procurar que el conjunto del país sea una inmensa cuenca minera del carbón!'. 

Méndez comparó los gobiernos de Zapatero y Rajoy. El socialista 'hizo cosas mal y el pueblo lo sancionó', pero al menos 'tendría hacia fuera más confianza' que el líder del PP, 'que no tiene confianza ni fuera ni dentro'. Este Ejecutivo, cargó con dureza, 'es sumiso y servil hacia fuera y prepotente y arrogante para dentro, y fuera y dentro es incompetente e irresponsable'. 

El PSOE irá a la calle con los sindicatos y no pedirá 'permiso' a los conservadores

Antes que Méndez intervino el secretario de Organización del PSOE, Óscar López, quien sacó pecho de nuevo de la convergencia de su formación con las centrales, más ahora que se acerca el 15 de septiembre. Cuando el PSOE tenga que ir a la calle con los sindicatos, irá, 'y no tendrá que pedirle permiso a la derecha de este país', pese a las críticas que le haga.

López acusó a Rajoy de llevar ocho meses buscando 'enemigos', poniendo en duda la 'fortaleza' de España y enfrentando y dividiendo a los ciudadanos, en lugar de conseguir 'aliados' y unidad para combatir la crisis. El número tres del partido, como hizo ayer su jefe de filas, Rubalcaba, auguró un 'invierno frío y muy duro' por las políticas del PP, que han dejado el Estado del bienestar 'hecho unos zorros'. Los conservadores empezaron 'escondiendo' los Presupuestos Generales del Estado, subrayó, por las elecciones andaluzas y asturianas del 25 de marzo, donde no lograron gobernar, y advirtió de que les va a ocurrir lo mismo el próximo 21 de octubre en Galicia, porque 'los españoles ahora ya les conocen'. 'España necesita un Gobierno bueno y no un banco malo', ha enfatizado López, quien ha lamentado que el Ejecutivo actúe 'pensando en el Opus Dei' y en 'las familias que cobran 8.000 euros' al mes, en lugar de preocuparse por la mayoría de los ciudadanos. En este punto, ha avisado de que el PP está poniendo en marcha la 'verdadera política de la derecha' y avisó de que se va a equivocar porque se va a enfrentar a la 'inmensa mayoría del pueblo español', que defiende la sanidad y la educación pública, informa Efe.

López intentó deshacer la imagen en positivo proyectada por Rajoy, que en una entrevista publicada hoy por ABC y otros tres periódicos europeos se mostraba confiado en que vencerá otra vez en las siguientes elecciones pese a los ajustes. Para el PSOE, el PP ha cometido 'muchos errores' desde que llegó a la Moncloa y sólo 'tiene en la cabeza' volver a ganar en 2015. 'Ha sido una máquina de generar desconfianza' y ha hablado mal 'de todo el mundo', contrapuso el secretario de Organización socialista. 

El PSOE, prometió, desmontará la reforma laboral del PP y reconstruirá el Estado del bienestar cuando retorne al poder.

El exvicepresidente del Gobierno Alfonso Guerra es un fiel a Rodiezmo. Y siempre luce para su auditorio. Hoy también. Esta vez ligó la banca y el caso Uribetxeberria. Acusó al PP de ser humanitario con 'asesinos', tras dar el visto bueno a la excarcelación por motivos de salud del etarra enfermo de cáncer, y no serlo con los ciudadanos, a los que recorta servicios progresivamente. Guerra afirmó durante su discurso en la 33ª fiesta minera que el PP justifica la puesta en libertad de un 'asesino' como una 'razón humanitaria' cuando se niega a dar asistencia hospitalaria a un millón de inmigrantes y hace pagar las medicinas a los pensionistas, informa Efe.

Tras asegurar que el PP habría 'tirado de obispos y de víctimas' si esa decisión la hubiera tomado el PSOE, agregó que el Ejecutivo extiende ese comportamiento humanitario a los banqueros, a los que les 'castiga' con que solo podrán cobrar 500.000 euros mientras quita la paga de 400 euros a muchos ciudadanos que ya no cobran el desempleo.