Público
Público

Dos menores pegan y vejan a un chico con discapacidad

Expulsados de un instituto de La Línea (Cádiz) los dos agresores

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Dos alumnos de primero de ESO han sido expulsados del instituto Antonio Machado, en La Línea de la Concepción (Cádiz, 64.645 habitantes), por agredir y vejar a un compañero. La agresión tuvo lugar el jueves alrededor de las 19.00 horas, fuera del horario de clase, en el barrio de Periáñez, donde vive el chico agredido, de 13 años y con una discapacidad intelectual del 35% fruto de un retraso madurativo, según explicó su madre, Esther, a Público. “Lo cogieron y se lo llevaron obligado a una calle cercana, donde no había nadie, le hicieron saltar una muralla, le dieron muchos puñetazos y patadas, le quitaron los pantalones y los calzoncillos, le quemaron en un brazo y en la cara con un mechero, lo rociaron con un spray, intentaron perforarle la oreja con unas tijeras, le orinaron en la cara y en las piernas y le metieron pintura en la boca”, relata su madre.

Los agresores tenían entre 13 y 14 años, según Educación

Los agresores tenían entre 13 y 14 años, según la Consejería de Educación. Eran conocidos del menor agredido, que también cursa primero de ESO, pero no amigos, según la madre de la víctima. El propio chico contó los hechos esa misma tarde a su madre, que denunció de inmediato lo ocurrido ante la Policía Nacional. Al día siguiente informó al director del centro, que aplicando el Decreto de Convivencia de la Junta procedió a la expulsión cautelar de los dos agresores, uno de los cuales no acudió a clase el viernes.

“Al que sí acudió se le comunicó su expulsión y al otro se le envió una carta de expulsión con acuse de recibo”, señala un portavoz de la Delegación de Educación en Cádiz, que afirma que ninguno de los dos tenía antecedentes de violencia en el centro.

El Ayuntamiento de La Línea ha ofrecido asistencia psicológica para el agredido

“El curso acaba mañana [por hoy]. Las medidas cautelares se tomaron rápidamente para proteger al menor agredido. La sanción final la fijará la comisión de convivencia”, añade este portavoz. El consejero del ramo, Francisco Álvarez de la Chica, puntualiza que para el sistema educativo los hechos “tienen la misma trascendencia que si hubieran ocurrido dentro del centro”.

“Los dos [agresores] han pedido ya perdón. Sus padres también están muy afectados”, cuenta Esther, que afirma que su hijo, que tuvo que recibir asistencia en un hospital la tarde de la agresión, está sanando de las heridas físicas, que no fueron graves, pero “sigue muy asustado y no quiere ni salir a la calle”. “Sólo ha ido al instituto a hacer los exámenes de final de curso”, cuenta. El Ayuntamiento de La Línea ha ofrecido a la madre asistencia psicológica para su hijo. El caso está también en manos de la Fiscalía de Menores.