Público
Público

El menú anticrisis de Herrera

El Gobierno de Castilla y León sostiene que las diez delicias gastronómicas servidas ayer como almuerzo al presidente de la Junta y a su equipo costaron 18,50 euros por comensal

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Cuando ayer, durante su primera intervención en el debate de política general de las Cortes de Castilla y León, el presidente de la Junta sostuvo que la crisis obliga a hacer 'sacrificios', seguramente no se refería a los gastronómicos. O eso es, al menos, lo que se deduce del menú que el conservador Juan Vicente Herrera y sus colaboradores degustaron a mediodía en su despacho de la Cámara regional.

Empezando por el pulpo a la gallega y pasando a platos más sofisticados como los chipirones angulados con gambas, la tosta de foie con reducción de verdejo, las lascas de rape con piquillos caramelizados o el carpaccio de solomillo de ternera relleno de foie, Herrera y su equipo perfilaron la jornada de tarde de un debate que concluye hoy. En total, nueve variedades más postre a un precio más común que lo que sugiere el menú: 18,50 euros por comensal, según confirmaron en el entorno del presidente.

En el equipo del presidente aseguran que fueron pinchos, no platos

Como testigo, quedó la impresión del menú que acompaña a estas líneas y que fue puesto a disposición de los comensales. Fuentes de la Junta de Castilla y León destacaron ayer lo 'nada extraordinario' del almuerzo, pese a lo poco común de algunas de las variedades.

'Fue servido a modo de pinchos, se tomó de pie, no contó con personal de servicio y no se trajo ninguna comida especial por el hecho de que se tratara del presidente'. Sobre el precio, fueron muy insistentes en que, por persona aproximadamente una decena, se pagó lo mismo que pagaron los procuradores que comieron ayer en las Cortes. Menos de 20 euros, pese a que entre las viandas se incluían ibéricos, cocochas o foie.

'No fue más que un almuerzo de trabajo', insisten en el Gobierno

También circunscribieron en la 'normalidad' el hecho de que los asistentes contaran con el menú impreso y las variedades servidas. 'No fue más que un almuerzo de trabajo', destacaron.

El presidente de las Cortes de Castilla y León, el conservador José Manuel Fernández Santiago, no acompañó a Herrera y a su gabinete en esta cita. Según aseguraron en la Cámara autonómica, salió fuera a comer.

El almuerzo fue el colofón a una mañana en la que uno de los barones con más peso electoral de Mariano Rajoy había anunciado un recorte del 10% en los Presupuestos Generales de la comunidad autónoma para 2011. Para lo que resta de este año, Herrera anunció 11 medidas para ahorrar 80 millones.