Público
Público

Meteorología admite no poder predecir las trombas

El pueblo de Torreblascopedro (Jaén) pide ser declarado "zona catastrófica"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los vecinos de la localidad valenciana de Sueca (la más afectada por la tormenta del martes) vieron este miércoles cómo su municipio amanecía cubierto por un manto de 50 centímetros de agua. Las lluvias dejaron 338 litros de agua por metro cuadrado en tan sólo cuatro horas y batieron el récord de la Comunidad Valenciana de los últimos 20 años (144 litros por metro cuadrado entre las cinco y las seis de la tarde).

Además, la situación generó el malestar de muchos vecinos, que denunciaron que las autoridades no alertaron de la posibilidad de la tormenta. Sin embargo, la Agencia Estatal de Meteorología considera que el fenómeno fue 'impredecible'.

Según Meteorología, las fuertes precipitaciones sufridas en el municipio valenciano se produjeron tras el estancamiento de las nubes en un punto. Esto provocó que, en vez de repartir el agua, la tormenta descargase en un solo sitio. Pero la explicación no sirve para los vecinos de Riela, próxima a Sueca, que además vieron cómo uno de sus vecinos perdía la vida tras sufrir un infarto al ver que el agua arrasaba sus pertenencias, informa Europa Press.

Muy diferente es el motivo por el cual el pueblo de Torreblascopedro (Jaén) se vio anegado por el agua. La barriada de la Inmaculada es una de las más afectadas porque se encuentra en la zona más baja y allí va a parar el agua de los campos de cultivo cercanos cuando se desbordan los sistemas de regadío. Esta localidad pedirá la declaración de zona catastrófica tras sufrir dos riadas en una semana.

En la madrugada de la tormenta, los servicios de emergencia 112 recibieron 400 llamadas. De ellas, 60 fueron rescates, la mayoría en Cullera y Sueca. Ayer, tuvieron que pedir refuerzos para atender a todos los ciudadanos.

La Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) prevé para este jueves chubascos y tormentas débiles en las comunidades costeras del Mediterráneo, excepto en Catalunya. Por el contrario, podrán ser fuertes en el sur de la Comunidad Valenciana, Murcia, sureste de Castilla-La Mancha, Andalucía oriental e Ibiza.